Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Vejada y muerta una joven de 16 años en Valencia

La policía detuvo ayer a un joven de 20 años

Una joven de 16 años y residente en el popular barrio de Benicalap, en Valencia, fue hallada muerta en la escalera entre el primer y el segundo piso del edificio en que residía. Un vecino encontró el cuerpo minutos antes de las ocho de la mañana de ayer. La joven mostraba signos externos de violencia y fuentes de la investigación apuntaron que la menor fue objeto de "una agresión sexual brutal". El cadáver presentaba numerosos hematomas sobre todo el cuerpo y marcas en el cuello. La Policía Nacional, después de interrogar a testigos, amigos y familiares para esclarecer las causas de la muerte de Celeste, detuvo ayer por la noche a un joven de 20 años, que pertenecía al círculo de amistades de la víctima, como presunto autor del homicidio.

La víctima tenía un novio mayor que ella, según un amigo de la chica

Las propietarias de un bar ubicado junto al domicilio explicaron que alrededor de las ocho de la mañana entró un chico que vive en el primer piso del edificio y, muy nervioso, contó que había tropezado con la joven, que vivía en el sexto, a unos policías locales que salían en ese momento de servicio. El edificio donde ocurrió la tragedia está ubicado en la calle del Periodista Gil Sumbiela, número 70. Agentes de la Policía Nacional, Local y una unidad de la Policía Judicial se desplazaron de inmediato al lugar.

Según el relato de vecinos y conocidos de la menor, que cita Europa Press, dos amigos la acompañaron anoche a su domicilio después de haber participado en un botellón en un parque del barrio, que celebra las fiestas patronales estos días. Los tres llegaron a la casa en torno a las 2.30. Según las mismas fuentes, uno de ellos dejó a la joven con el otro chico en el portal, hablando, y se fue a casa. La cerradura del portal no estaba forzada, según fuentes policiales, que estiman que la agresión se registró en torno a las 3.00 horas.

Un amigo de la víctima señaló que la joven era una chica "afable, normal y corriente", y tenía un novio mayor que ella. La joven Celeste vivía con su madre, separada, quien se encontraba trabajando como guarda jurado en el turno de noche cuando sucedieron los hechos.

Otra vecina, abuela de una amiga de la menor, dijo llorando que la joven había vuelto hace un mes de pasar una temporada junto a su padre. Algunos conocidos de la joven afirmaron que ésta se distanció de ellos hace unos dos años, porque "empezó a ir con otra gente y a entrar en otro mundo". Al respecto, la dueña de un local colindante con la finca en la que vivía, afirmó que "ha pasado lo que ya se veía desde hace tiempo que iba a pasar, más que nada por la gente con la que se juntaba".

El cadáver de la joven fue trasladado al Instituto Anatómico Forense de Valencia para practicarle la autopsia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 20 de septiembre de 2009