Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La alfombra roja vuelve al festival

La inauguración del Zinemaldia dará paso hoy a las Perlas con Quentin Tarantino y Brad Pitt - El certamen ha vendido ya más de 65.000 entradas

Para un festival "de directores", una gala de inauguración repleta de actores. El Zinemaldia se rinde en sus diversas secciones a los pies de cineastas como Christophe Honoré, François Ozon, Atom Egoyan, Rodrigo García, Ang Lee, Fernando Trueba, Richard Brooks o los directores franceses de la renovación cinematográfica tras la Nouvelle Vague de los sesenta. Y lo hace desde hoy, con una apertura de la 57ª edición del festival en el Kursaal (20.00) conducida por los intérpretes Francis Lorenzo y Bárbara Goenaga, junto con la presentadora Edurne Ormazabal.

Poco ha trascendido de los detalles de la inauguración del Zinemaldia. Con un auténtico despliegue de la organización -limitación presupuestaria en mente- que ya se intuía ayer en los aledaños del Kursaal, el acto albergará la entrega del Premio Fipresci 2009 a Michael Haneke por Das weisse band y la proyección de Chloe, drama protagonizado por Liam Neeson y Julianne Moore y dirigido por el canadiense Atom Egoyan. El cineasta llegó a San Sebastián ayer tarde, al igual que las actrices Emma Suárez, Elena Anaya, Marta Etura, Goya Toledo y Aida Folch, quienes participarán en la gala inaugural junto con los directores Alex de la Iglesia, Lucile Hadzihalilovic y Serge Bozon.

Christopher Waltz no acudirá finalmente al festival donostiarra

Y poco o nada se sabe de las preferencias del jurado de la Sección Oficial, presidido por el director francés Laurent Cantet, que decidirá a quién otorgar la Concha de Oro en una edición que mira de reojo a Francia y a Asia. Todo el jurado acudirá hoy a la ceremonia apertura, con los presidentes de los jurados que otorgarán los premios Nuevos Directores, la actriz Saffron Burrows, y Horizontes, Manuel Pérez Estremera, ex director del certamen.

En un festival "de directores", como ha subrayaso Mikel Olaciregui, máximo responsable del Zinemaldia, no serán estos los que presidan las calles, sino los actores de sus largometrajes, gracias a los carteles publicitarios que ayer terminaban de colocar los operarios.

Algunos de estos intérpretes desfilarán por una alfombra de 200 metros que esta vez vuelve a ser roja y se extiende entre las aceras del Teatro Victoria Eugenia y el Kursaal. Como cada año, además de los personajes conocidos, el público seguirá fiel a esta cita con las celebridades -y al Zinemaldia, con la compra de más de 65.000 entradas en cuatro días-. Buen ejemplo de ello fue el centenar de cinéfilos que se acercó ayer hasta el Hotel María Cristina para saludar a un Quentin Tarantino distante.

Sin embargo, lo que importa en la calle no parece ser el acto inaugural. "Venimos a ver horas y horas de cine", comentaba un joven treintañero con un sombrero similar al de Chaplin. Eso sí, los hay que siguen haciendo del fenómeno fan su mejor bandera y acuden prestos a las puertas de los eventos.

La gala de inauguración reñirá en protagonismo con el inicio de las Perlas de Zabaltegi, que, con Malditos bastardos de Quentin Tarantino y Brad Pitt, comenzarán en el Teatro Victoria Eugenia a las 22.00. Christopher Waltz, intérprete de este mismo filme y una de las sorpresas de este año -arrebató el premio al mejor intérprete a Pitt en Cannes- se ha caído del cartel.

Con actores o directores, el Zinemaldia comienza hoy con sorpresas y muchas horas de lo que importa, el cine.

Más información en páginas 53 y 59

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 18 de septiembre de 2009