Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Interior rechaza que la presencia de la Ertzaintza en Hendaya resulte ilegal

Todos los ejercicios de exhibición realizados ayer en la base policial de Berrozi le sirvió al consejero de Interior, Rodolfo Ares, para resaltar que estos agentes de élite y el resto de la policía vasca están para defender "las libertades y derechos de la ciudadanía vasca y perseguir a los delincuentes".

Preguntado sobre las críticas de todos los sindicatos de la Policía Nacional a la futura presencia de ertzainas en suelo francés, en la comisaría conjunta de Hendaya, el titular de Interior resaltó que están trabajando con el Ministerio del Interior para que "muy pronto" la Ertzaintza pueda operar en Francia en "coordinación con la policía francesa, la Guardia Civil y la Policía". Y resaltó que esa nueva situación se ejecutará desde el máximo acuerdo con el ministerio y "con todo el soporte legal que es necesario para hacer estas cosas".

Mucho más contundente fue su brazo derecho, el viceconsejero de Seguridad, Rafael Iturriaga, al calificar de "absolutamente falso" que sea ilegal que la Ertzaintza trabaje en Francia, tal y como habían denunciado la víspera los sindicatos de la Policía. "La participación en los centros transfronterizos está regulado por un acuerdo entre España y Francia del año 1998, que recoge exactamente que otras autoridades, además de la Policía Nacional y la Guardia Civil, siempre que el Ministerio del Interior así lo autorice, puede participar, y de hecho están participando", en esa comisaría.

"Insulto a los policías"

Por todo ello, Iturriaga consideró del todo "incomprensibles desde el punto de vista legal" las citadas declaraciones de las centrales policiales. El sindicato mayoritario SUP, la CEP, la UFP y el SPF apuntaban en un comunicado el miércoles que, "de materializarse la incorporación de agentes de la Ertzaintza a la lucha contra la banda terrorista ETA en suelo francés, estaríamos ante la enésima vulneración de la legislación que arbitra las funciones que asumen cada una de las Fuerzas de Seguridad que operan en este país".

Las centrales considerarían ese paso un "insulto a todos los policías nacionales, que vemos cómo este Gobierno [el central] va recortando, de forma paulatina pero imparable, las competencias de nuestro cuerpo".

Antes de marchar con la comitiva parlamentaria hacia la macro-comisaría de Erandio, Ares explicó que la visita de ayer a Berrozi pretendía, casi 30 años después, "dar normalidad a las cosas que son normales".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 18 de septiembre de 2009