El beneficio de Cajasur cae un 82% en los seis primeros meses

El ladrillo sigue lastrando las cuentas de Cajasur, la entidad controlada por la Iglesia católica que se ha visto obligada a iniciar un proceso de fusión con Unicaja tras años de arriesgada gestión. El beneficio neto consolidado de Cajasur -los resultados de la matriz y de las empresas participadas- fue de 6,8 millones de euros en el primer semestre, lo que supone un 82% menos respecto al mismo periodo de 2008. Los riesgos adquiridos por esta entidad cordobesa han provocado que haya tenido que destinar 71,4 millones de euros para realizar provisiones, según indicó la caja ayer.

La morosidad crediticia de Cajasur en el primer semestre fue del 7,29% y la total alcanzó el 6,04%. La caja ha logrado reducir unas décimas la morosidad en los últimos tres meses. En marzo la crediticia alcanzó el 7,91% y la total, el 6,55%.

Cajasur también reconoció ayer que tendrá que poner en marcha "saneamientos" durante el segundo semestre de este año debido a "futuros deterioros de activos financieros y al aumento de las insolvencias derivado del agravamiento de la situación de las economías domésticas".

Salvedades

La auditora Deloitte ya señaló en abril de este que "el incremento de la morosidad, el deterioro de la solvencia y una fuerte restricción a los mercados interbancarios" provocó la rebaja de su calificación. La agencia Fitch Ratings había situado a Cajasur al nivel de los bonos basura. Deloitte señaló en aquella "salvedad" que la entidad había ideado un plan para resolver estos riesgos y ganar liquidez, aunque añadió que no se había puesto en marcha todavía por lo que no había sido "posible evaluar" sus resultados.

En la información remitida ahora a la CMNV (Comisión Nacional del Mercado de Valores) Deloitte advierte que, a 30 de junio, "no se ha corregido o despejado totalmente la salvedad por incertidumbre".

La auditora detalla ahora que la caja ha iniciado un proceso de fusión con Unicaja que necesitara de la modificación de la Ley de Cajas de Ahorros de Andalucía y "determinadas garantías financiera del Fondo de Garantías de Depósitos". Por todo ello, la caja "está realizando una adaptación y redefinición del plan" puesto en marcha para reducir los riesgos tras la rebaja de su calificación crediticia en abril de este año.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 01 de septiembre de 2009.

Lo más visto en...

Top 50