Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSOE advierte a Rajoy que está cometiendo un delito de calumnias

Un argumentario interno cita expresamente el artículo 205 del Código Penal

El PSOE se prepara para hacer frente a la ofensiva del PP sobre la supuesta existencia de escuchas ilegales a dirigentes populares ordenadas por el Gobierno. Para eso, la dirección socialista ha distribuido un argumentario entre los miembros de la Ejecutiva en el que se acusa directamente a Mariano Rajoy de cometer un delito de calumnias.

El texto del PSOE cita expresamente el artículo 205 del Código Penal, que asegura que "es calumnia la imputación de un delito hecha con conocimiento de su falsedad o temerario desprecio hacia la verdad". Y añade: "Eso es exactamente lo que el PP está haciendo durante este verano". Obviamente, los socialistas no tienen ninguna intención de llevar a Rajoy a los tribunales, como tampoco la dirección del PP prevé denunciar ante la justicia las supuestas escuchas ilegales.

La tesis del argumentario es la de equiparar las denuncias sin pruebas del PP con su estrategia sobre el 11-M en la anterior legislatura. En este caso, aseguran los socialistas, se trata de tapar sus responsabilidades en casos de corrupción, especialmente el caso Correa. "Para tapar un escándalo, fabricar un escándalo mayor. Ésta es la estrategia del PP: consiste en calumniar a otros para tapar las propias vergüenzas", sostiene el PSOE.

El paralelismo con el PP de la anterior legislatura lo argumentan asegurando que "lo que están haciendo ahora es la repetición de lo que hicieron con la famosa teoría de la conspiración del 11-M". "Entonces intentaron justificar el engaño masivo de la ciudadanía tras el 11-M, ahora ha sido el caso Gürtel y similares: grandes escándalos que afectan al PP y a sus dirigentes. Entonces se trataba de camuflar a toda costa la gran mentira del 11-M. Ahora se trata de camuflar a toda costa una trama corrupta dedicada a conseguir contratos millonarios de los gobiernos del PP a cambio de regalos y recompensas".

El objetivo del PP, según los socialistas, es "consolidar un espacio de impunidad política y jurídica para sí mismo y sus dirigentes. Lo que el PP está diciendo a los jueces, a los fiscales, a la policía, a los medios informativos es que dejen de hacer su trabajo. Es un plan de disuasión basado en la difamación, la calumnia y en la amenaza".

El primer dirigente socialista en interpretar este guión ha sido el vicesecretario general del PSOE y ministro de Fomento, José Blanco, quien se refirió ayer en la Cadena SER a la "campaña de engaño masivo" que ha emprendido el PP denunciando una "cruzada" contra sus dirigentes y alertó de que su objetivo es intentar "camuflar un gran escándalo que salpica" a su partido.

Blanco aseguró que esta campaña le recuerda a la emprendida tras los atentados del 11-M y señaló que en ambos casos los populares "carecen de pruebas".

"Plan de disuasión"

"Lo que el PP está haciendo y diciendo a jueces, fiscales y policías es lo que tantas veces hemos oído en las películas: 'yo que tú no lo haría, forastero'. Pretende un plan de disuasión basado en la difamación y la amenaza, pretende buscar la inmunidad a través de este plan", afirmó el número dos de los socialistas.

Por su parte, fuentes del PP aseguraron ayer que trabajan en la recopilación de datos para elaborar un informe que será remitido en breve al Parlamento Europeo. El informe incluye lo que el PP considera como actuaciones que prueban la persecución a su partido por parte de la fiscalía y el Gobierno. El informe será entregado a todos los parlamentarios europeos y está por decidir si promoverán algún tipo de actuación o resolución de la Eurocámara coincidiendo con el inicio de la presidencia española de la UE el próximo 1 de enero.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 21 de agosto de 2009