Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:música

La incógnita Gorki Águila

La participación del rockero disidente cubano en el recital de Juanes está en duda - El artista dejó la isla hace tres meses

Una foto de Juanes con Hillary Clinton -colgada en la web oficial del cantante- y otra, difundida por una revista cubana, en la que se ve al artista colombiano con los cantautores afectos al régimen castrista Amaury Pérez y Silvio Rodríguez, marcaron ayer con sorprendente plasticidad los extremos del embrollo político que rodea a Juanes en los últimos días. De un lado, la demostración de que la Administración Obama apoya el concierto Paz sin Fronteras, que el colombiano promete para el 20 de septiembre en la plaza de la Revolución de La Habana, junto a Miguel Bosé y otros. Del otro, Amaury Pérez y Silvio Rodríguez. Los veteranos cantautores son parte del cartel confirmado. Una comisión -liderada por el representante de Juanes, Fernán Martínez- aún trabaja en La Habana para armar un "concierto blanco, sin colores".

Y entre altas y bajas de participantes, una incógnita. La de Gorki Águila, cantante del grupo cubano de punk Porno para Ricardo. Su nombre ha servido en estos días de arma arrojadiza que conviene a ambos bandos. A los organizadores del concierto y al sector más radical del exilio de Miami, que se ha opuesto a la idea con gestos como la quema de camisas negras (en torpe pero eficaz referencia al gran éxito de Juanes) o la destrucción a martillazos de discos del cantante. Para éstos, que no se incluya en el recital a la muy crítica banda Porno para Ricardo será la prueba definitiva de que el evento ha quedado instrumentalizado por el régimen. El grupo es la bandera sonora de la joven disidencia desde dentro de la isla. Y su cantante estuvo encarcelado dos años por sus "opiniones".

Mientras tanto, Juanes declaró el lunes a este diario su intención de incluir a Águila en la alineación del 20 de septiembre. Eso, incluso aunque Amaury Pérez, que hace las veces de instigador artístico del concierto desde la Cuba institucional, declaraba recientemente que la asistencia de Porno para Ricardo entraría dentro de lo imposible, pues la banda se ha disuelto.

Gorki Águila, de 40 años, desmintió ayer a Pérez desde México. El cantante dejó la isla hace tres meses ("a mí también me sorprendió que me dieran permiso para salir", bromeaba anoche por teléfono) para "visitar a su familia" en el continente. "Es la técnica del régimen y sus voceros, como Amaury Pérez; te hacen desaparecer y creen que acaban contigo. Pero la banda sigue unida. Si no se disolvió conmigo en la cárcel de Pinar del Río...".

Águila afirma que no ha recibido la oferta de participar en el concierto de La Habana. "Yo tocaría. Claro que tocaría. Siempre que me dejen decir lo que quiera. Pero encuentro algo utópico que piensen que les van a dejar expresarse libremente. Allí solo toleran a artistas del tralará, que cantan canciones de amor, a los que se expresan en inglés y quienes aún creen en la patraña del comunismo. El gesto de Juanes me parece bien intencionado, pero ingenuo. Si habla de la paz en el concierto deberá hablar de la libertad, que no hay. Si no, no va a ser creíble".

El cantante trabaja en el restaurante de su hermana en México -"a mí, educado en la rebeldía, servir a los demás me está ayudando"-, renueva la web del grupo y "promociona el último trabajo". Tiene intención de volver antes de ocho meses. "Si no me dejan entrar a la isla, quiero desde aquí hacer responsable al régimen y a la proverbial magia de Fidel. Es un maestro en eso: cuando no quiere que existas, simplemente, te hace desaparecer".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 20 de agosto de 2009