Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Interior prohíbe la manifestación 'abertzale' en el día grande de la Aste Nagusia

El Departamento de Interior prohibió ayer para evitar incidentes y altercados la manifestación convocada por la izquierda abertzale ilegalizada para el próximo 21 de agosto, el día grande de la Aste Nagusia. La consejería que dirige Rodolfo Ares argumenta, dada la evidente relación entre los convocantes de la marcha y las organizaciones del entorno de ETA, que sus participantes podrían defender los postulados de la banda.

La manifestación fue convocada bajo el lema en euskera Camino de la independencia, un cambio político y social. Interior destacó que la decisión ha sido adoptada tras analizar todos los aspectos relacionados con la convocatoria.

La persona que el pasado martes comunicó la marcha a la Ertzaintza consta como comunicante de otras cuatro convocatorias anteriores vinculadas a reivindicaciones de las organizaciones ilegalizadas. En los últimos cinco años, esta persona ha participado en concentraciones que defendían postulados del entorno de ETA, detalla Interior. Horas antes de esa comunicaicón oficial, la marcha había sido presentada en rueda de prensa en Bilbao por, entre otros, Arantza Urkaregi, Marta Pérez y Dabi Alonso, los tres ex concejales bilbaínos de HB o alguna de sus siglas herederas.

EA y EB criticaron la prohibición de la manifestación.

Polémica

Mientras, socialistas y populares ratificaron ayer la decisión de sus ediles bilbaínos de no acudir mañana al lanzamiento del txupinazo que arrancará la Aste Nagusia en protesta por el nombramiento de Sonia Polo, hermana de un preso de ETA, como encargada del mismo. La portavoz municipal popular, Cristina Ruiz, destacó que la ausencia de su partido busca "no avalar la presencia del mundo radical en las instituciones". El PSE no acude porque "la txupinera no representa a todos los bilbaínos", según fuentes socialistas que cita Europa Press. El PP sí acudirá a otros actos institucionales de las fiestas, algo que los socialistas están aún analizando.

Ambas formaciones y el resto de fuerzas del consistorio reiteraron ayer su condena por el envío de una carta con una bala y la fotografía de la txupinera al Ayuntamiento. La izquierda abertzale ilegalizada atribuyó este hecho a "la estrategia de tensión" de los partidos constitucionalistas en esta polémica.

La concejal de Turismo y Festejos, la peneuvista Isabel Sánchez Robles, destacó que la amenaza a Polo se dirige tanto contra una ciudadana como contra un símbolo de las fiestas, por lo que ataca los valores de tolerancia y pluralidad de la Aste Nagusia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 14 de agosto de 2009