Un juez contra la Ley de Memoria

El magistrado del Tribunal Supremo Adolfo Prego volvió a cargar ayer contra la Ley de Memoria argumentando que "las leyes no ordenan lo que sucede en la historia" y que la historia "debe ser estudiada por intelectuales. No se hace a golpe de ley".

Prego fue ponente de la resolución del Tribunal Supremo por la que se admitió a trámite una querella por prevaricación del sindicato ultraderechista Manos Limpias contra el juez que decidió investigar las desapariciones durante el franquismo, Baltasar Garzón.

Ayer, antes de intervenir en los cursos de verano de la Universidad Complutense en El Escorial, Prego afirmó que el legislador "no debe" legislar sobre la historia y que el Poder Judicial se involucra en la historia "sólo" en regímenes que "no son democráticos".

Más información
Obligados a cavar su propia fosa

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS