música

La Fundación Mozart atribuye al genio dos inéditos

La Fundación Internacional Mozarteum presentó ayer en Salzburgo, Austria, dos piezas en Sol Mayor que atribuye a Wolfgang Amadeus Mozart (1756-1791). Se trata del primer movimiento de un concierto para clavecín y orquesta y de un preludio. Ambas piezas fueron consideradas como composiciones de un autor anónimo hasta que, ahora, los científicos de la fundación las han atribuido al maestro austriaco del clasicismo.

El niño prodigio no había cumplido nueve años, de eso están persuadidos en la Fundación Mozarteum, cuando compuso las dos piezas que un pianista interpretó ayer en su ciudad natal, Salzburgo. El manuscrito es parte del libro de notas, Libro de Nannerl, que regaló Leopold Mozart a su hija Maria Anna Mozart, apodada Nannerl. La caligrafía es, por tanto, de Leopold.

Más información

Aunque el Libro de Nannerl se publicó en la década de 1950, estas piezas "pasaron desapercibidas durante mucho tiempo porque no llevan el nombre del autor: Se pensaba que eran anónimas y que Leopold Mozart sólo las había transcrito. Simplemente nadie se había fijado en ellas", precisó Ulrich Leisinger, de la Fundación Mozart.

En la Fundación Mozarteum consideran, sin embargo, que el estilo de las piezas, "con una probabilidad rayana en la seguridad", es el del compositor Wolfgang Amadeus Mozart, el hermano pequeño de Nannerl. Cuando tenía siete u ocho años, el pequeño Mozart no sabía escribir música, pero sí componer e interpretar al piano.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 03 de agosto de 2009.

En EL PAÍS, decenas de periodistas trabajan para llevarte la información más rigurosa y cumplir con su misión de servicio público. Si quieres apoyar nuestro periodismo y disfrutar de acceso ilimitado, puedes hacerlo aquí por 1€ el primer mes y 10€ a partir del mes siguiente, sin compromiso de permanencia.

Suscríbete