Reportaje:Primer plano

El empleo va en el furgón de cola

Control de costes y recorte de gastos para enderezar resultadosLa mitad de las empresas ha reducido o va a reducir plantilla en 2009

No es extraño que los españoles sean los europeos con mayor temor a la pérdida del empleo propio o a que se queden sin trabajo sus parejas o sus hijos. La realidad ha sido peor que las nada halagüeñas previsiones hechas en enero por los empresarios sobre el mercado de trabajo en el primer semestre. Una de cada dos compañías encuestadas en esta edición del Barómetro de Empresas ha recortado su plantilla durante el primer semestre. Hace un año, también entre enero y junio, sólo una de cada tres compañías lo hizo. Las perspectivas para lo que resta de ejercicio son también muy malas, pero algo mejores que los registros de los últimos meses. Sigue cayendo el número de empresarios dispuestos a crear empleo, pasa del 17% de respuestas afirmativas del primer semestre al 12,7% -casi tres veces menos que hace un año-, pero también disminuye el porcentaje de compañías -del 52,3% al 41,2%- decididas a continuar aligerando sus plantillas.

Las previsiones de recorte de empleo se centran sobre todo en trabajadores sin contrato fijo

Son datos acordes con los de la última Encuesta de Población Activa (EPA) publicada por el INE, que situó la tasa de paro en el segundo trimestre en el 17,92%, su mayor nivel desde finales de 1998. El número de desempleados aumentó en 126.700 personas, hasta un total de 4.137.500 parados, entre el 1 de abril y el 30 de junio. Casi millón y medio de empleos perdidos en los últimos cuatro trimestres.

Aunque los datos de la EPA y las respuestas al Barómetro muestran una cierta desaceleración en la destrucción de empleo, en parte, por el efecto del Plan E (los 8.000 millones de euros que el Gobierno ha aportado a los ayuntamientos para impulsar la obra local) y de la estacionalidad, en muchas oficinas del Inem se siguen forman a diario largas colas de demandantes de trabajo y de solicitantes de prestaciones por desempleo horas antes de su apertura. El desempleo va a seguir creciendo, apuntan los expertos, y rozará el 20% al final del año, llegando a los 4,6 millones. Las previsiones para 2010, según el Instituto Flores de Lemus, son mucho peores, ya que la tasa de desempleo escalará hasta el 20,9% y tocará con la punta de los dedos la cifra de cinco millones de parados en el primer semestre. Estos expertos auguran, en cambio, una fase de mejora en el mercado de trabajo en la segunda mitad del año.

Dentro de este escenario, y con la ruptura de las negociaciones del pacto social y el apremio de algunos expertos y organismos internacionales para que España aborde una reforma en profundidad del mercado de trabajo como telón de fondo, el Barómetro constata que la mayor parte de las compañías consultadas sigue teniendo a sus empleados mediante contratos fijos, manteniéndose prácticamente sin cambios el porcentaje (56,6%) de empresas en las que más del 90% de los trabajadores gozan de un contrato fijo.

En lo que al empleo no fijo se refiere, casi la mitad de las empresas encuestadas, prevé que se reduzca en el segundo semestre del año, destacando el sector de transportes, comunicaciones y servicios públicos en el que siete de cada diez compañías así lo espera, seguido de construcción y contratas, en el que seis de cada diez compañías se pronuncian en igual sentido.

Mejor perspectiva en beneficios que en inversión

En el primer semestre, a juzgar por las respuestas recogidas por el Barometro, no ha sido bueno para el beneficio antes de impuestos (BAI) de las empresas ni para sus inversiones, pero las ganancias han aguantado mejor el tipo. Sólo tres de cada diez empresas consultadas han incrementado sus beneficios, en línea con las expectativas apuntadas en diciembre, pero casi un 45% del total de compañías señalan que esperan hacerlo en la segunda mitad del año, y casi un 10%, que mantendrán los resultados del primer semestre.

Entre las principales razones argumentadas por los empresarios para la obtención de mayores ganancias se citan la reducción de costes y el control de gastos, el aumento de la facturación y la mejora de la relación productividad-eficiencia en sus organizaciones.

La inversión se ha incrementado en una de cada tres empresas consultadas durante el primer semestre, cuando entre enero y junio de 2008 lo hicieron más de la mitad de las compañías. En esta edición del Barómetro casi una de cada dos compañías ha reducido su volumen de inversiones.

Entre las causas que más han influido a la hora de aumentar o disminuir la inversión, la más destacada por los empresarios ha sido la actual situación de los mercados financieros, citada por el 42% de los panelistas, y la ampliación o expansión del negocio, citada por el 30%. La banca, como han denunciado reiteradamente las empresas, ha cerrado el grifo de la financiación a muchas empresas y no está haciendo llegar en toda su extensión los avales y las líneas de crédito impulsadas por el Ejecutivo a través del Instituto de Crédito Oficial.

En cualquier caso, las expectativas de las empresas para el segundo semestre son más optimistas: un 35% prevén aumentar sus inversiones netas, y un 30%, mantenerlas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 02 de agosto de 2009.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterPerfiles Profesionales 2022

Lo más visto en...

Top 50