Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

1.600 agentes montan en Mallorca uno de los mayores cercos a ETA

Patxi López acude en nombre del pueblo vasco al funeral por los dos guardias asesinados - La bomba lapa tenía un temporizador

Más de 1.600 agentes participan en un despliegue policial sin precedentes en Baleares para localizar a los terroristas que el jueves asesinaron a los guardias civiles Diego Salvá y Carlos Sáenz de Tejada. Los controles en los puertos, públicos y privados, y el aeropuerto seguían siendo ayer exhaustivos. La Guardia Civil daba expresamente la autorización de partir a los barcos tras controlar las listas de pasajeros. Los retrasos fueron generalizados. No obstante, no hay certeza de la presencia de los etarras en la isla. La bomba lapa que reventó el todoterreno de los agentes tenía un temporizador, por lo que los asesinos habrían tenido tiempo de huir a la Península. Los Príncipes presidieron por la mañana el funeral en la catedral de Palma. Al acto asistieron el lehendakari, Patxi López, y la presidenta del Parlamento Vasco, Arantxa Quiroga, para pedir "que no se juzgue a los vascos por ETA". Ayer se celebraron concentraciones de repulsa por toda España.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 1 de agosto de 2009