Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Muere una testigo de Jehová que rechazó una transfusión

Firmó conscientemente un documento de voluntades anticipadas en el que rechazaba expresamente recibir cualquier tipo de transfusión sanguínea debido a sus convicciones religiosas. Era testigo de Jehová. M.C.R.B., de 61 años, murió ayer en el Hospital del Valme de Sevilla tras sufrir un accidente de tráfico. La mujer se negó a recibir hematíes y, al ser mayor de edad, los médicos tuvieron que aceptar esa decisión.

El accidente ocurrió a las once de la mañana del pasado sábado en la autovía Sevilla-Cádiz, a la altura de Los Palacios y Villafranca (Sevilla). La afectada sufrió una hemorragia peritoneal y laceraciones de hígado y bazo. Posteriormente, fue trasladada en un helicóptero del 061 hasta el hospital del Valme. Allí estaba la sangre preparada para dispensársela, pero no fue utilizada por deseo de la mujer que, de forma consciente tras el accidente, firmó la renuncia a las transfusiones. Los médicos que la operaron solventaron sus lesiones, pero la mujer falleció a los pocos minutos de salir del quirófano por falta de sangre.

La Guardia Civil ha abierto una investigación y el hospital ha dado parte a un juzgado de Sevilla. Según una sentencia del Tribunal Supremo de 1993, la libertad religiosa "ampara la decisión del beneficiario de la Seguridad Social que no acepte el tratamiento médico".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 27 de julio de 2009