Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Montilla da una tregua a Zapatero con los traspasos

Viajarán a Madrid, firmarán el esperado traspaso de Cercanías -que colea desde hace dos años- y el de la Inspección de Trabajo, y regresarán a Barcelona. Sin reproches, ni nuevas peticiones. La séptima Comisión Bilateral Estado-Generalitat, prevista para esta tarde en Madrid, será la primera en la que la delegación catalana no solicitará, como en las anteriores, abrir nuevas ponencias: nuevas carpetas sobre el despliegue de las competencias que prevé el Estatuto. Para el Gobierno de la Generalitat será además el broche de oro a un curso en el que las relaciones entre Cataluña y Madrid comenzaron con tensión y han acabado con la más esperada de las treguas: la que ha supuesto el acuerdo sobre el nuevo modelo de financiación autonómica.

La delegación catalana que se entrevistará con el vicepresidente tercero y ministro de Política Territorial, Manuel Chaves, estará encabezada por el consejero de Interior, Relaciones Institucionales y Participación, Joan Saura. Le acompañarán, como miembros permanentes de la comisión, otros cuatro consejeros de la Generalitat -el de Gobernación y Administraciones Públicas, Jordi Ausàs; el de Economía y Hacienda, Antoni Castells; el de Política Territorial y Obras Públicas, Joaquim Nadal, y la de Trabajo, Mar Serna-, la secretaria del Gobierno catalán, Laia Bonet, y el delegado en Madrid, José Cuervo.

En la lista de los traspasos pendientes sigue el del aeropuerto de El Prat y los aeropuertos secundarios; el del Hospital Clínic de Barcelona; la gestión de las becas a estudiantes y el seguro escolar; la titularidad de las bibliotecas provinciales y el registro de embarcaciones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 21 de julio de 2009