Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
La amenaza del fuego

Las llamas y los tendidos

Aún se desconoce qué causó el incendio del viernes, pero la Generalitat ya ha apuntado a las líneas eléctricas. No sería la primera vez que tendidos en mal estado provocan las llamas. De hecho, así empezaron los dos peores incendios que han asolado tierras catalanas. Hace tan sólo 10 días, 12 años después de los hechos, el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña ratificó una condena histórica a Fecsa: la empresa eléctrica debe indemnizar con 10,6 millones de euros a 25 afectados por el incendio que en julio de 1998 quemó 26.500 hectáreas del Bages y causó pérdidas que, según la fiscalía, superaron los 108 millones de euros. A este fuego sólo le ha superado el que en 1994 devoró 28.500 hectáreas -principalmente del Berguedà- causó dos muertos y provocó pérdidas de 144 millones de euros, y del que también es responsable Fecsa. Así lo decidió el Tribunal Supremo 13 años después de los hechos, en noviembre de 2007, cuando ratificó una sentencia que condena a la eléctrica a indemnizar con 217.000 euros a tres afectados por ese incendio.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 21 de julio de 2009