Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:Una localidad con patrimonio histórico

La historia de España no se recalifica

Los vecinos de San Lorenzo de El Escorial piden a la Unesco que inste la anulación del plan de ordenación urbana, que afectará a una parte importante del municipio

SAN LORENZO DE EL ESCORIAL

La Plataforma Ciudadana Escurialense, organización que agrupa a más de 200 residentes en San Lorenzo de El Escorial, profesionales liberales y cuadros técnicos en su mayoría, ha pedido a la dirección de la Unesco que inste la anulación del Plan General de Ordenación Urbana de la histórica localidad madrileña, donde se albergan el monasterio y un entorno declarados Patrimonio de la Humanidad en 1984. La sede parisiense de la Unesco ha sido la destinataria de la denuncia.

El plan municipal, cuyo avance acaba de publicar el Ayuntamiento, prevé entre otras medidas recalificar hasta 3.170.000 metros cuadrados de superficie antes no urbanizable; la construcción de 850 viviendas; un poblado nuevo con un polígono comercial, en un área hoy de dehesa, y bloques de viviendas y chalés de lujo en pleno casco histórico. Todas estas construcciones se ubicarán en el interior de una cerca histórica, que data de 1563 y que configura el entorno artístico y paisajístico del Real Sitio -Patrimonio de la Humanidad-, que la organización ciudadana ve en peligro.

Está prevista la construcción de 850 viviendas y chalés de lujo

La Comunidad dice que el proyecto del Ayuntamiento "está en estudio"

En años anteriores, las actuaciones municipales, regidas por normas subsidiarias, sobrepasaron el paisaje sotomontano escurialense. El monte Abantos ardió 10 años atrás. Un paraje previamente urbanizable, La Era, tras el fuego, fue declarada protegida, si bien las 850 viviendas que iba a alojar son ahora las mismas en número que se planea construir en el nuevo desarrollo contiguo a aquél.

La Comunidad de Madrid, que en 1996 declaró Bien de Interés Cultural el entorno donde se proyecta esta actuación, dice que el plan "está en estudio".

Gonzalo Cuesta, concejal de Urbanismo del Ayuntamiento de San Lorenzo de El Escorial, explicó que los integrantes de la Plataforma Ciudadana Escurialense asumen posturas "influenciadas, radicales y politizadas", y justificó el plan en "la necesidad de construir viviendas de protección oficial [la mitad de las previstas]", aunque precisó que el número de 850 que se considera ahora "no basta siquiera para satisfacer el crecimiento vegetativo de la población". Cuesta añadió que el polígono contiguo a la autopista Madrid-A Coruña "incluirá oferta intelectual para satisfacer demandas de cultura y deportes", en referencia a una universidad y un polideportivo. El concejal admitió que "tan sólo se trata de un avance del futuro plan" y que "algunas de las proposiciones", como las referidas a la edificación de cuatro chalés en el casco histórico de San Lorenzo y otras edificaciones sobre parques y jardines históricos, "son suprimibles. En todo caso", apuntó, "las actuaciones previstas se aplican a la normativa urbanística vigente".

El entorno del monasterio escurialense, cercado por una valla mampostera de 55 kilómetros de perímetro, incluye vestigios arquitectónicos renacentistas, como el llamado Palacio Monesterio, que data de 1503, más puentes, ermitas, molinos y canteras de época, así como zonas de humedales y pastizales y otras de anidamiento de águilas imperiales, buitres reales y cigüeñas negras, que la plataforma cívica cree que hoy se hallan en peligro o han emigrado.

Tal ámbito fue considerado por la Unesco "parte inseparable" del conjunto monacal, como entorno natural e histórico de una misma unidad paisajística, que se extiende entre La Herrería, el monte Abantos, El Campillo y la zona del monasterio; se trata de una extensión de hasta 10.000 hectáreas.

La plataforma cívica pide a la Unesco que inste a las autoridades gubernamentales, regionales y locales a "anular la aplicación de este plan, cuyos prolegómenos han colmatado ya el paisaje y elevado la población de San Lorenzo y El Escorial de 18.000 a 31.000 habitantes en 12 años, sin mejorar los servicios locales de transportes y movilidad", según Antonio Ulled, arquitecto, coportavoz de Plataforma Ciudadana Escurialense. "Intentamos mantener un modo de vida basado en un urbanismo sostenible y humano, que proteja el paisaje y el patrimonio de un espacio único como el de San Lorenzo de El Escorial", asegura.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 13 de julio de 2009