Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
TOUR 2009 | Hoy, 44 años después, final en Barcelona

Barcelona quedará partida en dos por la llegada del Tour

Los Mossos temen alguna protesta laboral a lo largo de la etapa de hoy

Pasar en vehículo del lado montaña al lado mar por el centro de Barcelona hoy de las 14.30 a las 17.30 horas será imposible por la llegada de la vuelta ciclista a Francia, el Tour, a Barcelona. Un total de 49 líneas de autobús deberán modificar su recorrido de forma parcial en algunos tramos. Son 13 kilómetros de recorrido urbano, desde el acceso por el lado norte -la avenida de Guipúscoa- hasta el estadio de Montjuïc. Se espera que el trazado esté lleno de espectadores que hagan la ola con cartulinas amarillas, hasta alcanzar la cifra de las celebraciones del triplete del Barça; es decir, unas 800.000 personas. El Ayuntamiento está convencido de que Montjuïc será uno de los escenarios favoritos para ver el paso de los corredores y de que la montaña puede acoger a unas 300.000 personas. Los ciclistas llegarán a Barcelona desde Girona después de 184 kilómetros de carretera. Para la ocasión se ha preparado una operación de seguridad muy especial, en la que participarán en las dos etapas por tierras catalanas -la de hoy y la de mañana, de Barcelona a Andorra- unas 5.200 personas entre cuerpos de seguridad, protección civil y bomberos.¿Peligros? "Se trata del tercer acontecimiento deportivo y tiene una importante proyección, por lo que puede ser objeto de alguna acción; tal vez protestas laborales relacionadas con algún expediente de regulación", comentó Manel Castellví, responsable del plan director de seguridad diseñado para el paso del Tour y uno de los principales mandos de los Mossos d'Esquadra. Otra de las incidencias no descartadas es alguna protesta de miembros de la Candidatura d'Unitat Popular (CUP) de Girona en contra del paso del Tour.

El consejo que daban ayer insistentemente los responsables de Tráfico era evitar las rutas de Girona a Barcelona -muy afectadas por los desvíos al paso de la carrera- y utilizar el tren. En Barcelona ciudad, se recomienda desplazarse en metro, cuyas bocas, además, podrán servir para pasar de un lado a otro de las calles que se vean cortadas por la carrera. En el caso de las 49 líneas de autobús afectadas, el usuario deberá fijarse en las indicaciones de las paradas.

Algunos de los últimos preparativos previos a la llegada de los ciclistas eran visibles ayer en la ciudad: pedazos de asfalto que se reparaban a toda prisa en la avenida del Paral·lel y unas calles inusitadamente liberadas de coches. La grúa no tuvo mucho trabajo para retirar los vehículos que permanecían estacionados al paso de la carrera. "No se llevarán a ningún depósito, se retirarán a otras zonas y el propietario no tendrá que pagar la grúa", insistía ayer el Consistorio. Un total de 26 estaciones públicas de de bicicletas quedaron también anuladas y se empezaron a retirar los contenedores de basura a media tarde. La Guardia Urbana advirtió ayer de que se decidirá "sobre la marcha" si se deja a los peatones atravesar el circuito en el intervalo entre el paso de la caravana publicitaria y los ciclistas. También habrá dispositivos especiales de movilidad para las zonas que quedarán más aisladas, como el barrio de la Barceloneta, las inmediaciones de la Ronda Litoral y la propia montaña de Montjuïc.

Ayer también empezó el movimiento en los gimnasios que participarán en el intento de batir el récord mundial de bicicleta estática. Será en el paseo de Lluís Companys y se han apuntado 500 personas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 9 de julio de 2009