Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Dimite el director del CNI

Rajoy: "Era una necesidad nacional"

Para Llamazares es un "paso atrás" que el sucesor sea un militar

El PP se puso ayer la medalla de la dimisión del responsable del CNI, Alberto Saiz, y se esforzó en presentarla como consecuencia de la presión a la que ha sometido al Gobierno sobre este asunto en el Congreso.

"Era una necesidad nacional", aseguró Mariano Rajoy. "Era un tema obligado y ha tardado demasiado tiempo en presentar su dimisión", explicó la portavoz parlamentaria del PP, Soraya Sáenz de Santamaría, para intentar rentabilizar la ofensiva política que ella misma ha encabezado en el Congreso.

El líder del PP fue informado ayer por el presidente del Gobierno del relevo del responsable de los servicios secretos, pero Rajoy lamentó que el nombramiento del sucesor, el general Félix Sanz, no haya sido consensuado con el principal partido de la oposición.

"El Grupo Popular ha estado a lo largo de estas últimas semanas exigiendo esa dimisión porque se estaba perjudicando al CNI, a toda la gente que trabaja allí y que se juega mucho en ese trabajo, y a la propia imagen de España", aseguró la portavoz del PP. Explicó que mantendrá la presión y, por eso, su grupo pedirá que Carme Chacón explique en el Congreso el resultado de la investigación sobre las actividades lúdicas del dimitido.

El diputado de Izquierda Unida, Gaspar Llamazares, fue muy crítico con el relevo y, especialmente, con el hecho de que el nuevo responsable de los servicios secretos sea un militar. "Es un error y un paso atrás" en la desmilitarización del centro, aseguró en el Congreso. "La dimisión es consecuencia de una cacería mediática o de escaramuzas internas dentro del Gobierno, y lo que queda patente es la debilidad y división interna del propio Gabinete".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 3 de julio de 2009