Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El bilingüismo en la Administración no cubre las exigencias del Consejo de Europa

La capacitación bilingüe de los funcionarios de la Administración General del Estado supera el 90% en Galicia y Cataluña, mientras que en la Comunidad Valenciana, Baleares, País Vasco y Navarra se sitúa en torno al 70%. Éstas son algunas de las conclusiones del Informe 2008 de la Oficina para las Lenguas Oficiales en la Administración General del Estado, al que ha tenido acceso EL PAÍS.

Los datos del organismo interministerial no satisfacen, sin embargo, los criterios del Comité de Ministros del Consejo de Europa. El pasado diciembre, el comité publicó otro informe, en el que exigía a la Administración General del Estado más apoyo a las lenguas cooficiales y denunciaba deficiencias en la utilización de las lenguas regionales en servicios públicos tan importantes y con tanta relación con la ciudadanía, como el judicial, Correos y Renfe.

Las fuerzas del orden no alcanzan un nivel del 50%, por su movilidad

El informe de la Oficina para las Lenguas Oficiales en la Administración General del Estado analiza el grado de cumplimiento del bilingüismo por sectores. En este sentido, señala a las Fuerzas de Seguridad del Estado como el organismo que mantiene un nivel más bajo de cumplimiento en este campo (muy inferior al 50%), debido a su movilidad. Pero tiene numerosas lagunas, porque no analiza ámbitos tan sensibles como el judicial, Correos y Renfe, precisamente denunciados por el Consejo de Europa. Estos son algunos de sus aspectos más relevantes:

- Por autonomías. Cataluña (7.364.078 habitantes, el 84,7% catalano hablantes) tiene un alto porcentaje de bilingüismo en sus funcionarios. Las Subdelegaciones de Girona y Lleida alcanzan el 100% y en las de Barcelona y Tarragona, el 85%. En Galicia (2.800.000 habitantes, el 40% gallego hablantes), prácticamente el 100% del personal de los servicios de la Administración General del Estado habla esa lengua. En el País Vasco (2.155.546 habitantes, el 25,2% vasco hablantes) destaca la buena posición de la Subdelegación del Gobierno de Vizcaya, con el 85% de su personal capacitado para atender a los ciudadanos en euskera. El informe no precisa la cifra de Álava y Guipúzcoa, pero admite que es sensiblemente inferior. En la Comunidad Valenciana (5.000.030 habitantes, el 76% valenciano hablantes), la cifra de empleados bilingües baja al 76%. En Baleares (1.000.000 de habitantes, el 74,6% catalano hablantes) disponen de un 70% de personal público bilingüe. En la zona vascófona de Navarra (58.310 habitantes, el 70% de los cuales entienden el euskera), apenas hay servicios públicos. Sólo en Alsasua (Servicio Público de Empleo Estatal) y Santesteban (Servicio Público de Empleo Estatal e Instituto Nacional de la Seguridad Social).

- Material impreso. En Galicia y País Vasco, la práctica totalidad de los formularios impresos son bilingües. En la Comunidad Valencia baja la cifra sensiblemente y Cataluña se queda cerca del 65%. Baleares se halla en una situación intermedia.

- Rótulos y señalizaciones. Es la Comunidad Valenciana la que presenta mayores deficiencias en la práctica del bilingüismo. En Cataluña y Baleares existen algunas deficiencias y en el País Vasco y Galicia el cumplimiento de la normativa es total.

- Servicios. En la Agencia Tributaria, los resultados son muy desiguales. Los empleados públicos de Galicia alcanzan un 98%; los de Cataluña, el 90% y los de Baleares, el 83%. Los de la Comunidad Valenciana bajan al 50% y los del País Vasco rondan el 20%.

También en la Seguridad Social son desiguales los resultados. Una vez más, los empleados públicos en Cataluña y Galicia ofrecen niveles de bilingüismo cercanos al 100%, mientras que en Baleares el porcentaje baja al 90%, en la Comunidad Valenciana, al 50% y en el País Vasco es aún menor.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 30 de junio de 2009