Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La guerra del PP en Villena amenaza el gobierno local

De una mayoría holgada a una situación incierta. La batalla que libran los dos sectores del PP alicantino en Villena complica el gobierno popular de la localidad. Y es que si el viernes la alcaldesa, Celia Lledó, afín al presidente provincial, José Joaquín Ripoll, retiró las delegaciones a tres ediles campistas y ese mismo día una cuarta edil de este sector anunció su intención de renunciar a sus competencias, ayer hizo lo propio otra concejal. Según informó la Cadena SER, Adela Serra (concejal de Comercio y Seguridad Ciudadana) ha anunciado su decisión de abandonar también sus responsabilidades en el gobierno local.

El PP cuenta con 12 concejales en el Ayuntamiento de Villena, siete tiene el PSPV-PSOE y dos Los Verdes. De los 12 ediles populares, sin embargo, seis son del sector ripollista y los seis restantes, afines al presidente de la Generalitat, Francisco Camps. La batalla entre ambos es abierta, sobre todo desde el último proceso electoral del partido en la provincia del que salió ganador Ripoll. Seis concejales del PP de Villena apoyaron en aquel momento al candidato de Camps en Alicante, el alcalde de Benidorm, Manuel Pérez Fenoll. El pulso llevó en febrero a Lledó a destituir a tres ediles campistas de la comisión de gobierno porque se negaron a votar a favor de los proyectos municipales del Fondo Estatal de Inversión Local.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 28 de junio de 2009