Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La alcaldesa de Villena achaca a "intereses personales" la marcha de los ediles críticos

El PSPV-PSOE cree que la crisis en el gobierno local es "demostración del agotamiento del PP y de Camps"

La alcaldesa de Villena (Alicante), Celia Lledó, del PP, ha afirmado hoy que los cinco ediles críticos que ayer abandonaron la disciplina de partido y se han constituido en el grupo de no adscritos, "han dejado patente sus intereses personales, que están alejados de los de la ciudad". En un encuentro informativo ofrecido hoy en el Ayuntamiento, la alcaldesa ha reclamado a los concejales que devuelvan su acta, y les ha recordado que con su salida del grupo municipal "están hurtando la decisión de los ciudadanos que votaron al PP". "No nos alegra a nadie lo ocurrido, pero al menos, por fin se han quitado la máscara", ha señalado Lledó, quien ayer incluyó en el orden del día del pleno previsto para mañana un punto sobre la modificación del proyecto del aparcamiento de la plaza de toros de Villena, con el fin de que los ediles demuestren "si velan por los intereses de los ciudadanos o de los suyos propios".

Lledó ha situado el inicio del enfrentamiento con los ediles a la elección, hace un año, de los compromisarios para el congreso provincial del PP, en el que los concejales críticos se postularon a favor del candidato afín a la dirección regional que encabeza Francisco Camps, mientras que la alcaldesa apostó por José Joaquín Ripoll, presidente provincial del PP. Lledó ha decidido asumir todas las competencias de los concejales que abandonan el grupo hasta realizar una reestructuración.

Los protagonistas de la crisis local, que ha dejado en minoría a la alcaldesa, atribuyeron ayer su decisión a la "incapacidad de la alcaldesa" a mantener "un diálogo y una colaboración sincera". Según los críticos, Lledó ha llevado a Villena "el desgobierno y el autoritarismo". El enfrentamiento, que se ha endurecido en los últimos meses, se ha agravado estos días por la intención del consejero de Medio Ambiente, Juan Cotino, de enviar a Villena basura de Castellón, lo que ha molestado a los ediles desmarcados de Lledó.

El PP local ha instado a la expulsión "inmediata" de los concejales díscolos y a que se "vete" cualquier intento de que regresen al partido. El vicesecretario de Organización del PP en la provincia de Alicante, Miguel Ortiz, ha mostrado su confianza en que la alcaldesa podrá mantener la gobernabilidad pese a estar en minoría a través del consenso con el resto de las fuerzas políticas de la corporación.

Mientras, el PSPV de Villena ha reiterado que descarta "cualquier moción de censura" al PP, pero ha criticado que los ciudadanos de la localidad alicantina "ven cómo sus gobernantes sólo se preocupan por sus peleas internas de poder dentro del partido".

Para el secretario general de los socialistas valencianos, Jorge Alarte, "la crisis de Villena es una demostración del agotamiento del PP y del presidente de la Generalitat, Francisco Camps", al que considera "un político amortizado sin capacidad de respuesta".