Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
'EL PAÍS SEMANAL' PUBLICA MAÑANA UN RETRATO DE ESPAÑA CON 100 ROSTROS

"La crisis parecía un aterrizaje suave y ha sido un 'aterriza como puedas"

El presidente Zapatero conversa con cuatro ciudadanos en La Moncloa

Una hora de charla con el presidente del Gobierno. O, visto desde el otro lado, una hora de charla con cuatro españoles, posible termómetro del resto. José Luis Rodríguez Zapatero recibió el viernes 12 de junio, en un despacho de La Moncloa, a cuatro ciudadanos -un ama de casa, una estudiante, un bombero y una desempleada- con los que habló de la economía, los vicios del poder o la relación con la Iglesia católica. Los cinco forman parte de los 100 españoles entrevistados en los últimos tres meses por El País Semanal para elaborar el número especial que se publica mañana: la radiografía de España en un año tormentoso, el de la crisis.

La conversación con el presidente se celebra en la misma sala de paredes y sillones blancos en la que hace siete meses se acomodaron los principales banqueros del país. El asunto que ocupa la atención es el mismo: la economía. Y unos metros más allá, en rueda de prensa, la vicepresidenta Elena Salgado está anunciando unas previsiones económicas que van claramente a peor. Pero el presidente tira de optimismo. "Lo peor ha pasado", dice a sus cuatro invitados. "Empezaremos ya a crecer en el primer trimestre de 2010; primero o segundo".

Alfredo Badolato, 33 años, bombero, le pregunta con timidez si realmente el Gobierno no vio venir la crisis antes de las elecciones de 2008, cuando la negaba. Y Zapatero responde como siempre -"¿Alguien podía prever que iba a caer Lehman Brothers y todos los colosos financieros?"- pero también con la llaneza que da tener a los ciudadanos de a pie en el sillón de al lado: "Ésta es la primera gran crisis que vivimos en la sociedad en red [...] Preveíamos que la construcción estaba bajando, que eso nos iba a hacer pasar de crecer el 4% al 2,5%, un aterrizaje suave... Y aquí ha sido un aterriza como puedas. En fin, horroroso. En octubre estuvimos a punto de una catástrofe mundial".

De la economía a la educación -la asignatura pendiente de España junto a la "conciencia de lo público", según Zapatero- y a la relación con la Iglesia. Al presidente le "preocupa" el poder de la jerarquía católica: "Esto no pasa en Europa. No hay ningún país en el que la Iglesia, una parte de la jerarquía, pretenda tener un protagonismo en el debate público ni el condicionamiento de la acción política", protesta. "Si fueran más moderados sería mejor". Se refiere a los obispos sin citarlos.

Isabel Gutiérrez, ama de casa, de 59 años, le cuenta al presidente que ella está casada con un catalán, y Zapatero, que está explicando lo duro que es ser siempre el responsable de la decisión final, aprovecha para poner un ejemplo: "Una de las experiencias que no imaginaba que viviría como presidente es convertirme en ingeniero de obras. Cuando tuvimos el lío del AVE a Barcelona, en el que a una constructora se le hunde un túnel, todo acabó en mi despacho, encima de mi mesa".

Asegura Zapatero que tuvo que aprender a velocidad de vértigo cuestiones básicas de ingeniería para decidir cómo salir del desaguisado. "Al final decidí entre dos opciones de dos constructoras diferentes sobre cómo arreglar aquello [...] Me llevó muchas horas de desgaste. Fueron dos o tres días en los que tuve que decidir, con dos constructores en mi despacho. Y, bueno, intuitivamente decir: por aquí vamos a hacer esta obra. Y salió bien. Es lo que a veces pasa: tienes todos los técnicos... pero, cuando se monta un lío, ni técnicos ni nada".

Ni ministra, se entiende, a la sazón Magdalena Álvarez. La estudiante Marcela Aragüez recuerda que la titular de Fomento recibió duras críticas. Él la defiende: "Hay ministerios más cómodos, pero donde se juegan temas de riesgo siempre es complicado".

Incluso la reforma de la televisión pública se cuela en la entrevista ciudadana. Laura Ungo, desempleada a los 37 años, menciona la crisis de las televisiones por el descenso de publicidad, que está arrojando al paro a periodistas como ella. El presidente, en otro arranque de claridad, responde sin ambages: "Pero ahora, como vamos a quitar la publicidad en televisión [en TVE], hay una parte de la tarta... Las televisiones [privadas] están contentas, o sea, que ahora ya no tienen excusas".

Las opiniones del jefe del Gobierno

- Cuando el suelo era petróleo: "El crecimiento rápido en épocas de bonanza es muy difícil pararlo, toda la sociedad participa. Cuando en tantos ayuntamientos de España el suelo multiplicaba su valor por 20 y se convertía casi en petróleo... Vete tú a decirle a un pueblo que no construya más".

- Ingeniero de obras. "El lío del AVE a Barcelona lo resolví yo con dos constructores en mi despacho".

- El poder de la Iglesia: "Me preocupa. Esto no pasa en ningún país de los que conozco en Europa".

- Previsiones económicas: "Hoy hemos aprobado las de 2012. Hemos puesto, porque es lo que los expertos dicen, que en 2012 creceremos al 2,7%... ¿Quién lo sabe realmente? ¿Quién lo sabe?".

- ¿Los bancos son hermanitas de la caridad? "No, desde luego. Ni los bancos ni las eléctricas. Ésa es mi experiencia".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 27 de junio de 2009

Más información