Aralar renuncia a la alcaldía de Zaldibia por el "bloqueo" de ANV

Aralar tira la toalla en el ayuntamiento de Zaldibia. La formación comunicó ayer que dejará de gobernar el consistorio de este municipio guipuzcoano de 1.500 habitantes debido a que "la actitud de bloqueo" de los representantes de la ilegalizada ANV a todos los proyectos presentados hace la situación insostenible. El alcalde, Patxi Aierbe, y los demás ediles de Aralar dejarán sus cargos en un pleno cuya fecha está aún por concretar. Si todo sigue así, la Diputación de Guipúzcoa no tendrá más remedio que intervenir iniciando los trámites para constituir una gestora para que gobierne el municipio.

Todo empezó cuando, a pesar de que la lista de ANV había sido anulada antes de los comicios de 2007, Aralar, formación que obtuvo los nueve representantes con sus 435 votos, estimó oportuno nombrar a cuatro personas que representarían a los 442 votos que se registraron. Les dieron así un poder de veto de facto sobre todas las decisiones. "Consideramos que había que tener en cuenta lo que había votado la mitad del pueblo", señaló a este periódico Aierbe. ¿Por qué no dejar de contar con ellos y gobernar sin más? "No queremos tensionar la situación", respondió el primer edil, dejando a entender que eso podría dar un pretexto a los violentos. El comunicado enviado por Aralar apunta en el mismo sentido: "A esto hay que añadir las situaciones personales provocadas por el bloqueo y el mal ambiente creado en el pueblo".

Gestora municipal

La gota que colmó el vaso fue el rechazo al proyecto de una nueva sede para el Ayuntamiento. El gobierno local había conseguido 258.934 euros del Fondo Estatal de Inversión Local para unos servicios municipales en el nuevo edificio. "[El ministerio] nos aprobó el proyecto, hicimos un concurso público y se eligió una propuesta; todo estaba listo", explicó Aierbe. Y los representantes de ANV dijeron otra vez que no y el dinero se perdió. "Quien tome las riendas lo tendrá difícil", añade. Aralar cargó también en su comunicado contra el PNV local porque, pese a no tener ningún edil, colaboró con el bloqueo a través de las comisiones abiertas.

El departamento foral de Presidencia explicó que, aunque no tienen constancia oficial de la renuncia de Aralar en Zaldibia, el procedimiento sería similar al seguido en casos como el de Ondarroa. Si nadie de los siguientes de la lista de Aralar ni de los suplentes está dispuesto a hacerse cargo del Ayuntamiento, el ente foral se pondría en contacto con el partido para que le facilite el nombre de algunos vecinos voluntarios para formar una gestora. Ésta deberá despúes obtener el visto bueno de la Junta Electoral.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0025, 25 de junio de 2009.

Lo más visto en...

Top 50