España es el país de la UE que más gasta contra la recesión

Bruselas cifra en el 2,3% del PIB las medidas del Gobierno

España es el país de la Unión Europea que ha realizado un mayor esfuerzo fiscal para afrontar la crisis económica, según un informe sobre finanzas públicas divulgado ayer por la Comisión Europea. En total, el Gobierno español ha destinado recursos equivalentes al 2,3% del PIB entre 2009 y 2010. Se trata de más del doble de la media europea, que fue del 1,1%. El resultado, sin embargo, ha sido desigual según las medidas aplicadas. Las de saneamiento del sistema financiero han ascendido al 16,5% del PIB en toda la Unión Europea, unos 1,8 billones de euros.

Cuando ya se vislumbra la recuperación a partir de 2010, la Comisión Europea advierte de que "el éxito de las medidas adoptadas depende de una estrategia creíble para la salida de la crisis". Lo que significa es que, a medida que vuelva el crecimiento económico, los Gobiernos deberán empezar a reducir el déficit público, que se ha disparado a causa de unos menores ingresos fiscales y mayor gasto social.

La UE avisa de que los estímulos fiscales pueden destinarse al ahorro
Más información

El comisario de Asuntos Económicos, Joaquín Almunia, señaló ayer: "La eficacia de la política de estímulo presupuestario a corto plazo depende en gran medida de un compromiso para poner fin al relanzamiento cuando la economía se recupere".

Si además de los planes de estímulo fiscal se tienen en cuenta los estabilizadores automáticos (más gasto social y menor recaudación impositiva), los Estados han aportado a la economía europea del orden del 5% del PIB entre 2009 y 2010, equivalente a unos 600 millones de euros. Estas cifras no incluyen las garantías a los bancos que no afectan a los presupuestos si no son activadas.

Además de España, Austria, Finlandia, Reino Unido, Suecia y Alemania fueron los países que aplicaron medidas más importantes. El informe señala su preocupación por los países donde más han crecido el crédito y los precios inmobiliarios. "En un cierto número de estos países", señala el informe sin identificarlos, "que registran desequilibrios macroeconómicos importantes, el margen de maniobra disponible para llevar una política económica contracíclica sin implicar un aumento brutal de las primas de riesgo soberano sobre el conjunto de la economía se ha reducido desde el principio de la crisis". Los países que han tenido que pagar primas más fuertes para encontrar financiación en los mercados internacionales han sido Grecia, Irlanda y Austria.

El informe analiza los cuatro paquetes de estímulo fiscal aplicados en España en abril, agosto y noviembre de 2008 y en los primeros meses de 2009. Para Bruselas, "no todas las medidas parecen igualmente efectivas y bien orientadas".

El plan más efectivo ha sido el aplicado en noviembre de 2008, que incluía el fondo de inversión local de 8.000 millones y los 3.000 millones para desarrollo tecnológico en automoción. En total este plan representó el 1,5% del PIB. Según el informe, "la composición de este estímulo y su concentración en inversiones de los gobiernos locales parecen muy favorables para la producción nacional y el empleo".

Otras medidas, como las adoptadas en abril y agosto de 2008 que incluyen recortes fiscales como la deducción de 400 euros, "tendrán un impacto más limitado, un poco por debajo del 0,75% del PIB". Los autores del trabajo expresan su preocupación por el endeudamiento de la economía española. Y señalan el temor de que los recursos, en lugar de dedicarse al consumo, vayan al ahorro.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción