La vida sexual de Morgan Freeman devora su imagen

'National Enquirer' asegura que ha mantenido relaciones con su nieta

A Morgan Freeman se le acumulan los problemas. Hasta hace un año era uno de los actores estadounidenses más reconocidos, un ejemplo para la comunidad afroamericana en su país y un gran intérprete (ganador del Oscar como mejor secundario por Million dollar baby) para todas las ocasiones.

Pero luego vino el accidente de coche, hace escasamente un año. Grave, sí, pero peores fueron sus consecuencias. Una denuncia millonaria que todavía está en el aire, un divorcio de quien fue su esposa durante 25 años, Myrna Colley-Lee, y ahora un nuevo frente: según la revista sensacionalista National Enquirer, el actor de 72 años mantiene desde hace una década una relación sentimental con su nieta de 27, con quien no le unen lazos de sangre.

El actor se está divorciando de la que ha sido su esposa durante 25 años

Aunque no existe confirmación oficial, la noticia se ha extendido por Internet como la pólvora. E'Dena Hines, nieta de su primera esposa, Jeanette Adair Bradshaw, pero criada desde niña por Morgan y Myrna, es una presencia habitual en la alfombra roja junto al actor en sus estrenos más populares, como el de Batman: el caballero oscuro. Pero nunca había suscitado ninguna sospecha, dada la relación familiar que une a ambos. Sin embargo, la revista National Enquirer, secundada por otras informaciones en la Red, asegura que la joven confesó por primera vez a su madrastra el interés sexual de Freeman cuando todavía era una adolescente.

Según la fuente anónima que cita la publicación, en ese primer momento las intenciones del actor no llegaron a consumarse ante la negativa de la joven y la posterior intervención de Colley-Lee. Pero, según las mismas fuentes, lejos de enfriarse, la relación escaló y la joven envió sugerentes fotos a Freeman, con quien finalmente mantuvo relaciones sexuales en un hotel en California. Sobre estas acusaciones que vinculan al actor con la nieta de su primera esposa, su única respuesta hasta el momento es que no hay comentario.

Hay que recordar que el National Enquirer es una de las publicaciones más sensacionalistas del mercado y su credibilidad ha quedado en entredicho en más de una ocasión. Freeman cuenta con una de las más sólidas reputaciones dentro de la industria, respetado como actor y como ejemplo para su comunidad. En la actualidad interpreta al héroe surafricano Nelson Mandela en el filme biográfico Invictus.

Sin embargo, el protagonista de Paseando a miss Daisy también vive estos días un sorprendente divorcio que ha sustituido su imagen de esposo devoto por la de un matrimonio supuestamente abierto: parece que desde hace años Freeman tenía como amante regular a la maestra Mary Joyce Hays. Estas acusaciones se unen a otra demanda pendiente: Demaris Meyer, que acompañaba a Freeman cuando su coche se salió de la calzada y dio varias vueltas de campana en febrero de 2008, acusa al actor de negligencia por haber bebido unas cuantas copas antes de ofrecerse "como un caballero" a conducir el coche de la demandante para alojarla en una de sus casas.

El juez ha instado a ambas partes a llegar a un acuerdo. Según Meyer, sus reclamaciones no tienen que ver con una relación sexual, aunque ella fue la primera en informar públicamente de que Freeman se separaba de su esposa.

Morgan Freeman, en un fotograma de la película <i>El código,</i> de Mimi Leder.
Morgan Freeman, en un fotograma de la película <i>El código,</i> de Mimi Leder.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS