EE UU cambiará su táctica en Afganistán para no matar civiles

El Ejército de EE UU mató por error al menos a 26 civiles afganos en mayo en una operación contra los talibanes en la provincia de Farah, al oeste del país, según un informe desclasificado el viernes por el Comando Central del Pentágono. Esta investigación, ordenada por el secretario de Defensa, Robert Gates, después de una protesta formal del Gobierno afgano, recomienda un "reentrenamiento" de los soldados norteamericanos en servicio en este país asiático, días después de que el nuevo general al mando de la misión, el general Stanley McChrystal, tomara posesión de su cargo.

El general McChrystal ha anunciado que emprenderá cambios considerables en las tácticas militares de las tropas aliadas en Afganistán, centrándose en estrategias contrainsurgentes que puedan evitar la muerte de civiles. Los hechos analizados por el nuevo informe del Pentágono ocurrieron el 4 de mayo, después de horas de dura lucha entre las fuerzas de seguridad afganas y los talibanes. Estos últimos asediaron a los soldados y el mando de las fuerzas aliadas envió un destacamento en su ayuda.

En tres ataques aéreos con bombarderos estratégicos de largo alcance, los aviones estadounidenses destruyeron una mezquita que los talibanes usaban para formar radicales y en la que no hubo víctimas civiles y otros dos edificios que podrían haber sido de viviendas. El Gobierno afgano calculó que en estos dos edificios habían muerto más de 100 civiles, de los que Estados Unidos sólo ha confirmado 26.

"Este informe no descarta que murieran más de 26 personas", dice el informe. El Pentágono, sin embargo, no admite que se quebrantara la ley, sino que hubo un fallo justificado de planificación. Los autores del informe interno recomiendan que se entrene a las tropas para evitar daños colaterales en el futuro. "Las unidades deberán someterse a un entrenamiento y reentrenamiento inmediatos de todo su personal en servicio", dice el informe.

Una de las primeras órdenes de McChrystal al asumir el mando de la OTAN en Afganistán esta semana fue ordenar una evaluación total de la situación de las tropas aliadas para poder distinguir, de forma más precisa, a los talibanes y miembros de Al Qaeda de la población civil.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 21 de junio de 2009.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50