Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

40 inmigrantes dicen que fueron engañados a un mitin del PP

Una asociación de Castellón asegura que les ofrecieron trabajo

Unos 40 inmigrantes y sus familiares asistieron el 2 de junio al mitin que el presidente del PP, Mariano Rajoy, ofreció en la plaza de toros de Valencia. Lo hicieron bajo la promesa de un trabajo. Dos semanas después del multitudinario acto organizado por el PP con motivo de la campaña de las elecciones europeas, este grupo de extranjeros sigue sin empleo y se siente engañado. Ayer denunciaba el caso Luis Almeida, presidente del Centro Integral de Inmigrantes de Castellón, una asociación con 300 miembros y tres años de vida que se dedica a la inserción laboral de sus asociados. El PP asegura que no tiene nada que ver con el episodio.

La historia, según Almeida, es como sigue. Unos dos meses antes del mitin, Pablo Rocha, un intermediario de Burriana (Castellón), contacta con el centro porque busca trabajadores para la campaña de recolección del ajo en Albacete y Murcia. El centro se vuelca: busca a unas 40 personas interesadas, facilita las gestiones y canaliza el papeleo -fotocopias del DNI y la tarjeta sanitaria compulsadas- para la contratación de estas personas por tres meses, relata Almeida.

Con el papeleo hecho, Rocha se pone en contacto con la asociación para que sus miembros acudan a un acto político el 2 de junio en el parque Ribalta de Castellón. Alguno de los asistentes confesó ayer que no sabía exactamente de qué se trataba. Pero el presidente del centro remachó: "Si no, no tendrían el trabajo". Finalmente el escenario del mitin cambió, y a las dos de la tarde de aquel martes los inmigrantes fueron citados en el centro de Castellón y conducidos hasta el estadio de fútbol de Castalia, donde les esperaban unos autobuses para trasladarles hasta el mitin del PP en el coso taurino valenciano. Esos mismos vehículos les devolvieron a Castellón unas horas después.

Desde entonces no cesaron de preguntar por los contratos, sin respuesta. Hace unos días, Rocha les informa de que el empleador no quiere inmigrantes, sólo españoles, y en el centro de Castellón estalla la indignación. "Nos han utilizado", lamenta el presidente, quien no descarta emprender acciones legales "por daños y perjuicios" contra el intermediario.

Rocha, en conversación telefónica con este diario, reconoció que otra persona -no quiso revelar su nombre y aseguró que no sabe si es o no del PP- se dirigió a él para pedirle que buscara trabajadores y de paso le llenara dos autobuses. "Yo no prometí nada. A mí me dijeron que hiciera un favor y llenara dos autobuses, y como yo lo que buscaba es un empleo para todos...", dijo.

El PP de Castellón niega haber prometido trabajo a nadie por ir a un mitin. El vicepresidente valenciano, Vicente Rambla, desvinculó ayer al partido de este episodio y afirmó que quienes van a los mítines lo hacen "por su identificación con el proyecto del PP".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 13 de junio de 2009