Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

A la caza de la ganga

Los promotores llevan al salón 'low cost' pisos con rebajas de más del 30% - Las cajas y los agentes con vivienda en Barcelona arrastran las mayores colas

La Fira de Barcelona se convirtió ayer en un gran rastrillo de pisos. El primer salón de viviendas de bajo coste o low cost no es un salón inmobiliario al uso. Ni se regalan coches ni se sortean purasangres como en eventos anteriores. Es más bien una tienda de coches de ocasión: estantes sobrios y grandes carteles con descuentos de vértigo. La gran afluencia de gente desbordó a las empresas expositoras. El público, ávido de gangas, preguntaba sin piedad y trataba de arrancar descuentos todavía mayores.

Joaquim Marès anota en un libro todo cuanto le interesa. "Quiero algo fuera de Barcelona, y lo que veo está a buen precio. No voy a correr, seguro que la semana que viene habrá cosillas", asegura. En cambio, a Esther López, de 28 años, no le convence demasiado nada de lo que ve. "Vengo a por un piso, pero compro sola, y estos precios me siguen resultando imposibles.Tampoco veo demasiado en Barcelona ciudad", se lamenta.

Cataluña acumula casi 100.000 viviendas nuevas sin vender

La mayor parte de la oferta del salón es de Cataluña: mucha segunda residencia y cientos de viviendas en el área de Barcelona. Pero también hay pisos en la capital catalana a precios inimaginables hace un par de años. La agencia Interambient ha llevado uno de tres habitaciones en Sants por 149.000 euros, otro en la Rambla del Raval por 162.000 y uno junto al Palau de la Música por 174.000. Su responsable, Joaquim Muniz, está desbordado. Lleva tres horas despachando sin parar. "Hemos llegado 15 minutos tarde y ya no quedaba ni un folleto", explica.

Cajas, promotores y agentes han llevado al salón pisos con rebajas de entre el 30% y el 50% (incluso algunas llegaban al 70%), una decisión que se han visto forzados a tomar visto el enorme stock que acumulan. Según el Ministerio de Vivienda, en Cataluña hay 98.363 pisos de obra nueva sin vender, de los que más de la mitad están en la provincia de Barcelona.

La directiva de una entidad financiera catalana señala con satisfacción un cartel de rebajas. "Es una buena noticia. Por fin están ajustando precios. Y eso nos está permitiendo cerrar más operaciones", asegura. El expositor de Caixa Catalunya es uno de los que más gente congregan. Los interesados hacen cola sin desesperarse. A su lado está Caixa Sabadell, con viviendas en 63 localidades. Y al otro, Caixa Tarragona, que ofrece hipotecas por el 100% del valor del piso y vende auténticos chollos, como una vivienda en Tortosa por 42.500 euros. Algunos promotores recelan del protagonismo de estas entidades, ya que ven en la banca una competencia "desleal".

Al salón tampoco han faltado otras empresas que también realizan sus particulares rebajas. Firmas de grifería y de muebles, e incluso iniciativas que buscan hacerse hueco en el sector. Como el portal www.trocapiso.com, en el que una cincuentena de usuarios pueden intercambiar su piso con la fórmula del trueque. Si el piso es más grande o más caro, basta con pagar la diferencia.

Largas colas en el 'mercadillo' de los pisos

Cientos de ciudadanos aguardaron a primera hora de ayer en la puerta del primer salón inmobiliario de bajo coste de Barcelona para hacerse con un piso a precio de saldo. No se dio la imagen de los empujones de El Corte Inglés en época de rebajas, pero poco faltó. En el interior, las colas se reprodujeron, en especial en los expositores que ofrecían verdaderas gangas. Cajas, inmobiliarias e intermediarios despacharon pisos con descuentos que rara vez estaban por debajo del 25%. En el evento, que sigue hoy en la Fira de Barcelona, pueden encontrarse desde viviendas de tres habitaciones en el barrio barcelonés de Sants por 149.000 euros hasta casas en el Pirineo por 141.000 euros. Algunos echaron de menos, no obstante, más ofertas en la capital catalana.

Los precios han caído ya el 25%

La vivienda ha perdido ya una cuarta parte de su valor. Desde que los precios llegaron a su techo en el segundo trimestre de 2007, el valor de los pisos de segunda mano en Barcelona ha descendido el 25% en términos reales (contando la inflación), según el Colegio de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria (API). Hoy el precio del metro cuadrado es de 4.204 euros en la capital catalana, lo cual supone retroceder a valores del tercer trimestre de 2005.

El presidente de los API, Joan Ollé, aseguró ayer que los precios han "tocado fondo". "Tal vez nos quede un trimestre de leve bajada o estabilización, pero creemos que los precios repuntarán en el último trimestre, aunque entre el 1% y el 2%", aseguró.

En el último año los precios han caído el 11%, con diferencias entre barrios. Por ejemplo, en Les Corts han bajado el 6%, mientras que en Ciutat Vella se han desplomado el 22%. "Esperamos que sea el primer y último salón de las oportunidades que haya en Barcelona", afirmó.

La ministra de Vivienda, Beatriz Corredor, avaló que los promotores rebajen los precios de la vivienda argumentando que hacerlo no significa "renunciar a una ventaja, sino aprovechar una oportunidad", informa Efe. "Los constructores y promotores liberarán sus existencias tan deprisa como sepan adaptarse a las necesidades de un comprador que precisa una vivienda asequible", agregó.

La ministra Corredor aprovechó la inauguración del salón para defender la política del Gobierno, que a su juicio "facilitará el drenaje" del exceso de vivienda construida que tiene España en este momento.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 13 de junio de 2009

Más información