Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bank of America revela presiones del Tesoro para adquirir Merrill

Kenneth Lewis está en medio de un fuego cruzado que le puede costar el cargo. El primer ejecutivo de Bank of America (BofA) evitó ayer ante la Cámara de Representantes de EE UU hablar de amenazas directas, pero sí admitió sentir la presión de la Reserva Federal (Fed, banco central) y del Tesoro para no abandonar la compra de Merrill Lynch. Lewis se había planteado dejar la operación por la rapidez con que crecían las pérdidas.

Los correos electrónicos revelan que la Fed y el Tesoro estaban dispuestos a forzar la dimisión de la dirección del banco si se retiraban y solicitaban ayuda pública, según el congresista demócrata Edolphus Towns. El comité que preside Towns trata de aclarar si hubo abuso de poder.

Lewis explicó a los congresistas que contactó con los reguladores en diciembre, para discutir la idea de romper el acuerdo de compra. La respuesta fue contundente: si la operación fracasaba tendría consecuencias dramáticas para el sistema financiero.

Pero Lewis también admitió que le preocupaba que le amenazaran con cambiar la cúpula ejecutiva si rompía el pacto suscrito tres meses antes. El comité pedirá a Ben Bernanke, presidente de la Fed, y a Henry Paulson, entonces secretario del Tesoro, que testifiquen. Ambos han negado haber ejercido presiones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 12 de junio de 2009