Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ELECCIONES EUROPEAS

Embrollo por el nombramiento de Leire Pajín como senadora

El proceso para nombrar senadora a Leire Pajín echó ayer a andar formalmente, pero mucho más tarde y más embrollado de lo que jamás hubiera imaginado el partido socialista. El PSOE quiere que Pajín ocupe uno de los dos escaños que tienen por designación de las Cortes Valencianas (el otro es del ex presidente Joan Lerma). El senador Andrés Perelló renunció el pasado 5 de mayo para ir en la lista de las europeas. El PSOE tiene desde entonces un senador menos en la Cámara alta, primero, porque no informó al Senado de la decisión; después, no presentó la candidatura de Pajín hasta el pasado 14 de mayo; y desde entonces, porque el PP valenciano se toma la cuestión con una calma sospechosa.

El lunes, el grupo socialista en las Corts presentó un escrito ante la presidenta de la Cámara en el que amenazaba con "procedimientos jurídicos" ante la "actuación intencionada y arbitraria". La presidenta convocó para mañana, jueves, la comisión que debe estudiar el nombramiento, pero el PP valenciano seguía ayer jugando con los nervios del PSOE, al no confirmar si convocará un pleno para votarlo. De no hacerlo, Pajín no será senadora hasta septiembre. El portavoz popular en las Cortes, Ricardo Costa, imputado por cohecho, se mofó ayer de las prisas del PSOE y del "ansia y la premura que la señora Pajín tiene por sentarse al lado de Zapatero". Zapatero no es senador.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 10 de junio de 2009