Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El mar devuelve dos inmigrantes muertos

Iban en la patera que dejó el jueves 22 desaparecidos en el Estrecho

El cambio en la dirección del viento, de levante a poniente, y su velocidad, de fuerza tres a cinco, propició ayer la recuperación de dos cadáveres (una mujer y un bebé) , presumiblemente pasajeros de la lancha que naufragó el pasado jueves a cuatro millas al norte de Tánger (Marruecos) con al menos 44 inmigrantes irregulares a bordo, la mitad de los cuales fueron rescatados con vida.

Sobre las 12.00, la patrullera de la Guardia Civil Triana 7, con base en Ceuta, encontró el cadáver de la mujer a media milla al norte de Punta Leona, cabo marroquí situado entre la ciudad autónoma y el islote de Perejil, propiedad de España. Pocos minutos después y por las mismas aguas, el equipo de salvamento encontró el cuerpo de un bebé, uno de los ocho niños que desaparecieron al volcar el bote neumático. Ambos cadáveres se encontraban a unos 40 kilómetros del lugar donde fueron rescatados sus compañeros de viaje.

Se trata de los primeros cuerpos hallados de las entre 22 y 40 personas desaparecidas -las cifras las daban los propios supervivientes- en la madrugada del jueves. Los cadáveres fueron trasladados al puerto deportivo de Ceuta, donde se les practicará la autopsia.

El dispositivo de búsqueda, con lanchas, aviones y helicópteros, continuaba ayer en un área de 800 kilómetros cuadrados entre el Estrecho de Gibraltar y el Mar de Alborán.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 7 de junio de 2009