Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Reliquias para desmontar falsos mitos sobre el islam

CaixaForum Madrid muestra la colección del Aga Jan

Si hay que hacer caso a los expertos en geopolítica, son tiempos de choque y al mismo tiempo de alianza de civilizaciones. Oriente y Occidente dialogan a veces y se enfrentan otras, incapaces de vencer los abismos de la incomprensión. Quizás porque no son pocos los mitos falsos sobre el islam que circulan por el mundo cristiano, como explicaba ayer Luis Monreal, director general del Aga Khan Trust for Culture, la entidad filantrópica creada por el líder de los ismaelíes, y que ha aportado las piezas de la exposición Los mundos del Islam en la colección del Museo Aga Khan en la sede madrileña del CaixaForum.

La muestra, que podrá verse hasta el 6 de septiembre, reúne 190 piezas que abarcan 1.400 años de historia de todas las dinastías del mundo musulmán que se establecieron desde la Península Ibérica hasta el Lejano Oriente: abasies, omeyas, fatimíes y mamelucos, otomanos, safavíes y qayaríes y mogules. La exposición fue inaugurada por los Reyes y el príncipe Karim Aga Jan.

Una de las falsas creencias que ayer Monreal desbarató es que el mundo islámico es monolítico: "El islam es un mundo plural desde un punto de vista étnico y lingüístico". Y recordó que para la mayor parte de los musulmanes el árabe es una lengua "tan extraña para nosotros como el latín". Otro de los falsos mitos es que el islam prohíbe la representación humana y animal -precepto que sólo es aplicable a los edificios u objetos religiosos- como desmienten muchos de los manuscritos y miniaturas de la muestra, que ha recorrido algunas ciudades del mundo antes de llegar a Madrid y viajará después a Barcelona. Para su parada española, el comisario de la muestra, Benoît Junod, director de Museos y Exposiciones del Aga Khan Trust for Culture, ha tenido especialmente en cuenta el pasado de Al Andalus. Entre las piezas estrellas Monreal destacó un astrolabio fabricado en Toledo: "Tiene inscripciones en árabe, hebreo y latín y es un epítome de la convivencia de las tres culturas".

Una túnica del siglo XIII o XIV hallada en el desierto de Gobi, los tres alfardíes nazaríes que reciben al visitante o un Corán completo escrito en letra microscópica sobre un lienzo de tela son otras de las joyas expuestas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 5 de junio de 2009