Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Elecciones europeas

El PNV tiende la mano a los críticos de EA

Urkullu apela a quienes apuestan por el autogobierno frente a los "polos soberanistas" - Amezketa reconoce las profundas diferencias entre ambos sectores

Al día siguiente de que el sector crítico de EA, nucleado en Guipúzcoa, hiciese público que rompe con la actual dirección de la formación por sus diferencias "irreconciliables", el presidente del PNV, Iñigo Urkullu, quiso tenderlss ayer la mano invitando a quienes apuestan por el "nacionalismo de vocación institucional" a colaborar con su partido en estrategias conjuntas "más allá de artificiales polos soberanistas", como el que defiende la actual cúpula de EA.

"Tenemos que propiciar estrategias conjuntas entre quienes apostamos por la centralidad política, de quienes apostamos por el autogobierno", recalcó el Urkullu en San Sebastián durante un mitin de la presente campaña para las europeas.

Bilbao culpa a los socialistas de retrasar 20 años la llegada del AVE

Sin citarles explícitamente, pero retomando la expresión "nacionalismo histórico e institucional" usada anteayer por el presidente de EA de Guipúzcoa y cabeza visible de los críticos, Iñaki Galdos, Urkullu abrió las puertas a la búsqueda de "nuevas dinámicas" de colaboración entre los nacionalistas democráticos, "partiendo del absoluto respeto a las decisiones de cada uno". "Con trabajo eficaz, estrategias conjuntas, colaboración entre nacionalistas y respeto mutuo vamos a lograr recuperar la idiosincrasia de nuestras instituciones", añadió en el Teatro Principal de la capital guipuzcoana.

Galdos apuntó en el mismo sentido el sábado al explicar que los críticos de su formación aspiran a "recuperar para el nacionalismo el poder institucional, social y político perdido".

Además de acusar a los socialistas de querer convertir el autogobierno en el "gobierno de otros", Urkullu volvió un día más a recurrir al Concierto Económico para seguir cargando contra el Ejecutivo de Patxi López: "Quieren desnaturalizar el Concierto, la política fiscal vasca y las diputaciones", dijo.

Por su parte, la candidata del PNV para los comicios del próximo domingo, Izaskun Bilbao, acusó a los socialistas de haber retrasado la llegada del AVE a Euskadi hace 20 años cuando se planteó la conexión Dax-Vitoria y se mostró sorprendida de que ahora quieran darle "un impulso" a las obras.

Tras la andanada lanzada por Galdos, que pone el partido a las puertas de una posible escisión, el sector oficial de EA guardó ayer silencio. Sólo se pronunció el vicepresidente del partido, Koldo Amezketa, encargado de pilotar la transición hasta el congreso de los próximos días 20 y 21 tras la dimisión del presidente, Unai Ziarreta, tras su catástrofe en las autonómicas del pasado 1 de marzo. Amezketa reconoció que las diferencias entre ambos sectores son de fondo y hacen que sea difícil reencauzar la situación. "El problema no es reconducir situaciones, es saber si podemos estar todos dispuestos a aceptar una fórmula en la que todos estemos de acuerdo", señaló en el programa de la SER A vivir que son dos días. "Pero si hubiese algún sector que pone como condición para el futuro que volvamos a la coalición permanente con el PNV, probablemente sea muy difícil reconducir no sé qué cosas, porque no podemos estar de acuerdo en eso", agregó.

Amezketa cree en cambio que es necesaria la confluencia de las fuerzas independentistas para conseguir avances en este terreno y sostuvo que los malos resultados electorales de EA -perdió seis de sus siete parlamentarios- se deben a que tal vez debió dejar de coligarse con el PNV mucho antes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 1 de junio de 2009