El Santander entrega el Banco de Venezuela a Chávez por 755 millones

La entidad recibe 110 millones menos de los que pidió hace casi un año

Hace casi un año, cuando empezaron las negociaciones para nacionalizar el Banco de Venezuela, el tercero más grande, el Gobierno de Caracas y el Santander comentaron que la operación sería "rápida y amistosa". La segunda parte es discutible porque la entidad pedía 110 millones de euros más de lo que ha recibido. Respecto a la rapidez, no cabe duda de que no se ha cumplido.

Las dos partes acordaron ayer la operación por 1.050 millones de dólares (755 millones de euros), "pagaderos en tres fases que culminarán el próximo 30 de diciembre". El Santander invirtió, en dos bancos comprados en 1997 y 2000, un total de 430 millones, por lo que la plusvalía sería de 325 millones. El Santander obtuvo en Venezuela el 3,6% del beneficio total de la entidad presidida por Emilio Botín.

Más información
El Santander recibe el primer pago de la venta de su filial venezolana
El Gobierno venezolano interviene cuatro bancos privados por "irregularidades"

Lo firmado ayer por el Gobierno del presidente venezolano, Hugo Chávez, y el Santander es una "carta de intención" con la que se inicia la venta del Banco de Venezuela, filial de la entidad española. Se espera que el primero de los tres cheques lo reciba el Santander en julio.

Como no podía ser de otra manera, las formas fueron cordiales. El Santander dijo estar "extremadamente satisfecho" con el acuerdo, según Michel Gouguikian, presidente del Banco de Venezuela. En su opinión, la negociación se ha desarrollado en "un ámbito de total cordialidad y diálogo". El vicepresidente venezolano, Ramón Carrizales, también subrayó el "clima de cordialidad" de la negociación.

El Estado venezolano tomará el control del banco el 3 julio. Ese día, según Carrizales, se hará el primer pago de 455 millones. El resto, irá en dos entregas: el 3 de octubre y el 30 de diciembre. El acuerdo de compraventa incluye una cuestión clave: la autorización para otorgar al Santander la repatriación de dividendos por 220 millones de euros.

Esta potestad de Chávez hace que la capacidad de negociación de Botín sea limitada. Precisamente ahora Telefónica tiene pendiente de traer a España 1.440 millones. Otras empresas españolas están en la misma situación. Además, Chávez maneja el tipo de cambio oficial del peso con el dólar, por lo que una depreciación tendría duras consecuencias.

La nacionalización del Banco de Venezuela fue anunciada por Chávez el 31 de julio de 2008. El presidente dijo que este banco pasará a ser "de propiedad social" una vez nacionalizado, aunque no se ha descartado que sea fusionado para optimizar los servicios financieros públicos. El Gobierno justificó la toma de control para crear una gran banca pública.

Esta nacionalización trastocó la venta de la entidad de Botín a Víctor Vargas, dueño del Banco Occidental de Descuento, que hace un año estaba casi cerrada y se entrometió Chávez. El acuerdo de venta era de 864 millones.

Tras esta marcha, en Venezuela quedará sólo el BBVA como banco español. Su filial, el Banco Provincial, más pequeña que la del Santander, ganó 205 millones en 2008, un 77% más. La entidad ha dicho en repetidas ocasiones que no tiene planes para abandonar el país.

Sobre la firma

Íñigo de Barrón

Es corresponsal financiero de EL PAÍS y lleva casi dos décadas cubriendo la evolución del sistema bancario y las crisis que lo han transformado. Es autor de El hundimiento de la banca y en su cuenta de Twitter afirma que "saber de economía hace más fuertes a los ciudadanos". Antes trabajó en Expansión, Actualidad Económica, Europa Press y Deia.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS