Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El juez archiva la demanda por el campo de tiro de Lezama al estimar que tiene licencia

Un juzgado de Bilbao ha archivado la demanda sobre el campo de tiro de Lezama, que ha estado funcionando durante 22 años sin licencia de apertura ni de actividad, y que se encuentra ubicado en un suelo calificado desde 1994 de protección especial no urbanizable.

El titular del Juzgado de Instrucción número 2, Jesús Manuel Villegas, se ha basado en el informe contradictorio de la fiscal de Medio Ambiente Pilar Sánchez Donate, que en su escrito indica en un principio que el campo tiene licencia municipal pero luego afirma que carece del permiso. El propio Ayuntamiento de Lezama, que clausuró en diciembre la instalación, un mes después de que el caso fuera destapado por este diario, reconoció que carecía de permisos de actividad, apertura, o sanitarios, ni de medidas correctoras, como establece la actual legislación.

En su auto de archivo, el juzgado señala que la fiscal "viene a decir que el Ayuntamiento de Lezama ha concedido licencia municipal" y rechaza que haya daños medioambientales "objetivados", el otro motivo de la demanda. "Ni siquiera se tiene noticia de que se haya irrogado daño al medio ambiente", indica.

La fiscal se ha basado en un informe presentado por una de las partes, el Ayuntamiento de Lezama, que asegura que no hay riesgos para los suelos por los restos de platos utilizados en el campo. No hace referencia a un informe toxicológico del terreno que había pedido a la Universidad del País Vasco, a la que recurrió después de solicitar sin éxito, por dos veces, oficios a la Ertzaintza para que hiciera estudios de estas características.

La plataforma Lezama Bizirik, que denunció el caso hace más de un año, ha recurrido el archivo porque se basa en el escrito "redactado con notable confusión" de la fiscal, ya que el campo no cuenta con licencias. Reclama un informe independiente sobre los posibles daños al medio ambiente para cumplir la doctrina de la Audiencia de Vizcaya, "que ha obligado a los jueces" a contar con estudios periciales independientes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 19 de mayo de 2009