Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El juzgado del 'caso Malaya' se queda sin magistrado de refuerzo

El juez Óscar Pérez, instructor del caso, apenas puede con el 'macrosumario'"Con un solo juez no se puede administrar justicia de forma eficaz"

El Juzgado número 5 de Marbella (Málaga), conocido por instruir casos como la famosa operación Malaya o el caso Ballena Blanca contra el blanqueo de capitales, corre serio riesgo de colapsarse.

El juez que ayudaba con los asuntos ordinarios al magistrado Óscar Pérez, titular de la plaza, abandonará el juzgado en breve porque el Consejo General del Poder Judicial le ha denegado una prórroga de su comisión de servicio. "Tenía plaza en Orihuela (Alicante) y el Tribunal Superior de Justicia de Valencia se ha opuesto a que siga en Marbella porque entiende que allí es necesario", explicó ayer el presidente de la Audiencia de Málaga, Francisco Javier Arroyo Fiestas.

Esta situación deja al juez Pérez en una situación complicada ya que apenas puede con la gestión del macrosumario.

La investigación del caso Malaya acumula ya 103 imputados y ha generado al menos nueve causas que se juzgarán por separado. A ello hay que sumar una carga de trabajo ordinaria "equiparable a cinco juzgados", según Arroyo Fiestas.El presidente de la Audiencia de Málaga aprovechó ayer el balance anual para exponer uno de los males que están lastrando la imagen y el funcionamiento de la justicia: la falta de medios para el volumen de asuntos que se tramitan en los juzgados de la Costa del Sol.

Para llamar la atención sobre esta situación, nada mejor que un juzgado tan famoso como el número 5 de Marbella. "Es el juzgado tipo del colapso", dijo. "Con un solo juez, un secretario judicial y la plantilla de un juzgado no se puede administrar justicia de una manera eficaz ni con la tutela judicial que los ciudadanos se merecen", aseguró Arroyo Fiestas.

El presidente de la Audiencia malagueña tramitó ayer mismo una solicitud al Consejo General del Poder Judicial para que envíe un nuevo juez de apoyo a este órgano judicial. La solicitud puede resolverse en un mes.

Hace justo un mes, el juez Miguel Ángel Torres, antiguo titular del juzgado número 5 de Marbella, criticó que "poco a poco" se esté retirando el personal de refuerzo que, "con efectos publicitarios", se destinó a juzgados como el del juez de Sevilla Rafael Tirado. El magistrado fue sancionado por el retraso en la ejecución de la condena de Santiago del Valle, el presunto asesino de la niña de Huelva Mari Luz Cortés.

El Juzgado número 5 de Marbella también ha instruido el caso Ballena Blanca, ya en la Audiencia Provincial, y cuyo juicio se prevé que se celebre antes de 2011. Su puesta en escena se ve como un "banco de pruebas organizativo para Malaya". Las dimensiones del sumario contra el blanqueo de capitales, con 280 tomos y más de 100 acusados, obligarán a contar con una sala desmontable y la colaboración de cuatro funcionarios de apoyo "comprometidos verbalmente".

Astapa, cinco meses sin juez titular

La falta de un juez en un caso de grandes dimensiones ya se puede apreciar en el caso Astapa contra la corrupción en el Ayuntamiento de Estepona. El Juzgado número 1 de este municipio, encargado de su instrucción y de otros asuntos ordinarios, lleva cinco meses funcionando con la juez sustituta Virtudes Molina Parra.

La juez Isabel Conejo, principal instructora de este complejo caso, dejó el juzgado a comienzos de año porque el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) no le permitió compatibilizar su nombramiento en un juzgado de nueva creación en Estepona, con una comisión de servicio.

Desde entonces, el sumario por el que ingresaron el pasado verano en prisión preventiva el entonces alcalde Antonio Barrientos (PSOE), su jefe de gabinete y dos ediles posgilistas, sigue secreto, y la desesperación de los implicados va en aumento.

Los avances en la instrucción apenas se perciben y las defensas esperan que sea la Audiencia Provincial quien termine por permitirles el acceso al sumario. "Todavía estamos pendientes del primer recurso. Esto demuestra la insolvencia de nuestro sistema judicial", aseguraba José Carlos Aguilera, abogado del ex alcalde.

El TSJA está buscando candidatos dispuestos a pasar una temporada en este juzgado. A comienzos de año ya sacaron la vacante. La única juez que lo solicitó no recibió el visto bueno del Consejo General del Poder Judicial porque su marcha podría ser perjudicial para su juzgado de origen.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 14 de mayo de 2009

Más información