Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La juez encarcela a un abogado por el caso de los burdeles

La juez que instruye el caso de los sobornos en los burdeles Saratoga y Riviera de Castelldefels ordenó ayer prisión incondicional para el abogado Álex Garberí por un supuesto delito de coacciones cometido a raíz de la tramitación de este procedimiento. Garberí se encontraba en libertad bajo fianza de 20.000 euros, la misma medida que aplicó la juez al abogado Fernando Martínez, con el que compartía el despacho Item Legal, así como con Carlos Carretero.

En esta investigación hay 19 personas imputadas, siete de las cuales están en prisión. Entre ellos, tres propietarios o directores de los prostíbulos, un inspector de policía y un ex inspector jefe, un funcionario del Ayuntamiento de Barcelona y ahora el abogado Garberí. La causa sigue bajo secreto de sumario. La última prórroga acordada por la juez Elisabet Castelló finaliza el día 18. Fuentes cercanas al caso consideran que la investigación está prácticamente concluida y que el episodio que ha llevado a Garberí a prisión es una derivada imprevista. Al parecer, el letrado pudo coaccionar a alguna persona muy relacionada con la causa, o al menos así lo interpretó ésta, que acudió a la fiscalía para denunciar el tono de la conversación de la que derivó el supuesto delito.

El fiscal reaccionó de manera contundente ante esa denuncia, reclamó de la juez que citara a Garberí a declarar de nuevo el pasado día 7 y solicitó que acordara prisión incondicional contra él, como así ha ocurrido finalmente.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 12 de mayo de 2009