Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Fiesta de la mente y los sentidos

Miles de personas participan en una romería científica en A Coruña

Con la sombra y el espíritu de Darwin y su teoría de la evolución planeando sobre el parque Santa Margarita de A Coruña, la romería anual de Ciencia na Rúa volvió ayer a hacer las delicias de miles de personas de todas las generaciones. Una treintena de centros de enseñanza de A Coruña y Lugo se las ingeniaron para sorprender, instruir y exhibir inventos y artilugios científicos de factoría casera pero ingeniosa y divertida.

Nada más fácil, por ejemplo, que instalar en casa una cocina solar: basta meter una cazuela tradicional en una urna con paneles de papel aluminio. Sencillo pero eficaz, funciona: bastan dos o tres horas de cocción a baja temperatura para dejar listo un guiso, como demostraron alumnos del Instituto Fernando Wirtz que participaban por primera vez en esta fiesta de la ciencia en la calle.

Más sofisticado aunque igualmente casero es el generador de Van de Graaff que construyeron los escolares del Colegio Sagrado Corazón con ánimo de mostrar al público la electrostática, o cómo ponerse los pelos de punta, o el porqué de las chispas al acercar un metal a una zona determinada. Al alcalde, Javier Losada, le hizo gracia el invento aunque no se atrevió a probarlo.

Mucha atracción y aplausos tuvieron también las implosiones y explosiones de grandes bidones que los estudiantes de la Facultad de Ciencias de A Coruña fueron provocando en distintos puntos del parque de Santa Margarita. Para que reviente por dentro un barril metálico basta con llenarlo de agua, calentarlo a gran temperatura y, de inmediato, enfriarlo con cubos de agua. El efecto es inmediato.

Éste es el año internacional de la astronomía, y los talleres del Museo Nacional de Ciencia dedicados a esta milenaria disciplina del movimiento de los astros tuvieron gran afluencia, desde el antiquísimo y siempre funcional reloj del sol hasta un astrolabio, "antecesor del actual GPS" que usaron desde la época griega, topógrafos y navegantes para buscar y marcar rutas.

La jornada festiva se completó con juegos al aire libre y concursos originales, como fundir cubos de hielo en tiempo récord, lanzamiento de aviones de papel, o una pausada carrera de caracoles.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 10 de mayo de 2009