Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un buque español captura a siete piratas náufragos

El capitán de un barco panameño los identifica como sus atacantes

España se enfrenta por vez primera al dilema de qué hacer con los piratas capturados en el Índico. Desde ayer por la mañana, siete supuestos bucaneros se encuentran a bordo del petrolero español Marqués de la Ensenada. El buque, que navegaba por el Golfo de Adén, recibió a las 11.10 (hora peninsular española) llamadas de socorro del mercante Nepheli, de bandera panameña, que estaba siendo atacado desde una embarcación ligera, según informó el Ministerio de Defensa.

El petrolero, que estaba a unas 15 millas, acudió en su auxilio y envió a su helicóptero como avanzadilla. Al llegar a la zona, localizó una embarcación volcada y siete personas en el agua. Al parecer, el buque panameño la hizo zozobrar con sus maniobras evasivas.

El helicóptero sobrevoló el área hasta la llegada del Marqués de la Ensenada, que recogió a los náufragos y comprobó su buen estado de salud. "Se está a la espera de establecer si existen evidencias suficientes que permitan considerarles sospechosos del delito de piratería", indicó Defensa.

Anoche, el ministerio informó de que el capitán del Nepheli, de nacionalidad filipina, firmó una declaración en la que los identificaba como autores del intento de secuestro de su buque, que tenía diversos impactos de bala en ventanas y superestructura. Además, en la embarcación de los piratas, aunque no se había armas, sí se encontraron petacas de gasolina, garrafas de aceite, una aguja magnética y un equipo de GPS cuya trayectoria coincidía con la descrita por el capitán del buque panameño.

Según el protocolo de que disponen los marinos españoles, en caso de detención de piratas deben dirigirse en primer lugar a la Audiencia Nacional. Lo más probable es que ésta se inhiba del caso, pues el buque atacado no era español y el Código Penal vigente no incluye el delito de piratería. La alternativa sería entregarlos a Kenya, país que ha firmado un acuerdo con la UE.

Hasta ahora, los buques españoles han participado en la captura de varias decenas de piratas, pero no han tenido que decidir sobre su destino. Los 14 que fueron capturados el pasado fin de semana quedaron bajo custodia de la fragata francesa Nivose o fueron entregados a las autoridades de Seychelles, al suceder los hechos en sus aguas exclusivas.

España participa con una fragata, un petrolero y un avión de patrulla marítima (395 militares en total) en la Operación Atalanta de la OTAN. Además, la fragata Blas de Lezo (con 212 marineros) se ha sumado hasta finales de junio al dispositivo de la OTAN.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 7 de mayo de 2009