Irán ejecuta a una joven pintora

Amnistía afirma que Delara Darabi, acusada de homicidio con 17 años, no tuvo un juicio justo - El tribunal había dictado una moratoria que no fue respetada

Agencias
Teherán / Londres - 02 may 2009 - 22:00 UTC

Se dieron mucha prisa. Tanta, que ni siquiera avisaron a su abogado ni a su familia. Las autoridades iraníes ahorcaron el viernes a Delara Darabi, una joven pintora de 22 años, acusada de haber cometido un homicidio cuando tenía 17 años. Y ello a pesar de la moratoria de dos meses que los jueces habían decretado sobre la ejecución, decidida tras un proceso plagado de irregularidades. La Unión Europea y Amnistía Internacional han expresado su indignación y han exigido a Irán la abolición de la pena de muerte para menores de edad.

El caso de Darabi llamó la atención del mundo por la difusión de los dramáticos dibujos y pinturas que realizó durante sus cinco años de cautiverio en la prisión de Rasht, al norte de Irán, donde fue finalmente ahorcada. La joven había sostenido su inocencia, y aseguró que se había autoinculpado del crimen para salvar a su novio.

Más información

Todo ocurrió en septiembre de 2003, cuando Darabi y su novio, Amir Husein Sotoudeh, entraron a robar en casa de un primo del padre de ella. Darabi tenía 17 años, y Sotoudeh, 19. Fue él, supuestamente, quien mató al hombre durante el robo. La joven confesó al principio el homicidio para evitar que su novio fuera ejecutado, pues él le había dicho que, siendo ella menor de edad, no corría peligro. Pero posteriormente Darabi se retractó de su confesión.

Según Amnistía, el proceso judicial no fue justo, ya que los tribunales rechazaron admitir nuevas pruebas sobre la inocencia de la joven. "Amnistía Internacional está indignada por la ejecución de Delara Darabi, y particularmente por la noticia de que su abogado no fue informado de la ejecución a pesar de que existe una obligación legal de que reciba una notificación con 48 horas de antelación", afirmó ayer Hassiba Hadj Sahraoui, subdirectora del Programa para Oriente Próximo y el Norte de África. "Parece un gesto cínico de las autoridades para evitar protestas nacionales e internacionales que podrían haber salvado la vida de Darabi".

El pasado 19 de abril, el máximo responsable judicial iraní, el ayatolá Mahmud Hashemi Shahroudi, había anunciado una moratoria de dos meses sobre la condena a muerte. "Esto indica que incluso las decisiones del jefe de la judicatura carecen de peso y son despreciadas en las provincias", afirmó Sahraoui.

Igualmente contundente se mostró ayer la UE, que, en un comunicado emitido por la presidencia checa, advierte a Irán que "este tipo de violaciones de los derechos humanos erosionan las bases para el entendimiento y la confianza mutua".

Amnistía recuerda que Irán es Estado Parte en el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos y en la Convención sobre los Derechos del Niño, que prohíben la pena de muerte por delitos cometidos en la minoría de edad. Pese a ello, al menos 42 personas han corrido esa suerte desde 1990.

Darabi es la segunda mujer ajusticiada este año en Irán, donde se han registrado 140 ejecuciones en estos primeros cuatro meses. Según la información de la que dispone AI, al menos otras ocho mujeres iraníes están expuestas a ser lapidadas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 02 de mayo de 2009.

Lo más visto en...

Top 50