Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Tuenti: 'Botellón' en Arquitectura

Una convocatoria en Internet para celebrar 'San Cemento' en el campus concentra a centenares de universitarios y obliga a suspender las clases

Centenares de universitarios de toda la región decidieron que ayer no era una jornada para dar clase. Era mejor celebrar una festividad inexistente, San Cemento, en la Escuela de Arquitectura de la Universidad Politécnica. Y lo consiguieron ante la mirada pasiva de la policía, que no pudo controlar a tal muchedumbre, que llegaba cargada de alcohol, refrescos y aperitivos.

La convocatoria se hizo a través de Tuenti, una red social de Internet, que citó a los estudiantes para las dos de la tarde. Pero las previsiones se adelantaron. Algunos jóvenes, veinteañeros en su mayoría, empezaron con el calimocho a eso de las diez de la mañana. "Somos estudiantes de la Rey Juan Carlos en Fuenlabrada y, cuando nos enteramos, pensamos que no iríamos a clase", explicó Sergio Espino, un joven de 18 años.

Los vigilantes de seguridad de la Politécnica intentaron frenar la avalancha de jóvenes que entraba al recinto de Arquitectura, pero les fue imposible. Los chavales aprovechaban cuando entraba o salía algún coche para colarse a la carrera. Algunos utilizaron métodos más radicales, como romper una valla del jardín para entrar al recinto sin complicaciones. Fuera, varias patrullas de la Policía Municipal y del Cuerpo Nacional de Policía se dedicaron a supervisar lo que ocurría sin intervenir. Y eso que consumir alcohol en la calle está sancionado con 360 euros.

"Al final no hemos podido terminar la clase. Con el ruido que había en la calle y algunos que han entrado en el aula, hemos acabado las clases a eso de la una de la tarde", explicó una estudiante de Arquitectura.

Las riadas de jóvenes eran tan grandes que las aceras de la avenida de Juan de Herrera se quedaban pequeñas. Al ver que era difícil llegar a Arquitectura, bastantes estudiantes se quedaron en la plaza central, en la estación de Ciudad Universitaria. Para algunos, el puente empezó un día antes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 1 de mayo de 2009