Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Congreso aprueba el presupuesto

En su primer día como demócrata, el senador Arlen Specter votó en contra de su nuevo partido sobre el presupuesto nacional. Ese detalle, que viene a confirmar la fama de independencia que acompaña al veterano político de Pensilvania, no impidió que el Congreso entregase el miércoles por la noche la aprobación de esa ley capital como obsequio a Barack Obama por sus primeros 100 días en la Casa Blanca.

El presupuesto salió de ambas cámaras con ligeras modificaciones sobre el original solicitado por el presidente, pero respetando lo esencial de su proyecto político: las gigantescas reformas de la salud, la educación, la energía y el medio ambiente.

La mayoría demócrata tuvo que recurrir a un procedimiento discutible que impide el filibusterismo de la oposición para asegurarse la aprobación de una ley que representa un gasto de 3,5 billones de dólares (2,64 billones de euros) y a la que, además de todos los republicanos, se opusieron 17 demócratas en la Cámara de Representantes y cuatro en el Senado. Ese procedimiento sólo se utiliza en casos extremos. De esa manera aprobó, por ejemplo, George Bush sus reducciones de impuestos. Y es la prueba de que el ambicioso y costoso programa reformista del presidente se enfrenta a una fuerte resistencia en el Capitolio, con poco margen para el bipartidismo.

Esa limitación de los poderes de la oposición se extiende también al debate sobre la reforma sanitaria. Con lo que es posible que la Casa Blanca acelere ahora la actividad en esa materia con objeto de obtener resultados antes de final de año.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 1 de mayo de 2009