Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El ex presidente Laxe se hace cargo de Puertos del Estado

Grande debe de ser el poder de convicción de José Blanco, ministro de Fomento, por haber logrado que Fernando González Laxe vuelva a la política activa como presidente de Puertos del Estado. "La amistad y confianza plena" en Blanco es, de hecho, la primera razón que esgrime el ex presidente de la Xunta para explicar por qué aceptó su nombramiento, aprobado ayer por el Consejo de Ministros. En segundo lugar, cita "el compromiso con el país" y su "lealtad con un proyecto de gobierno en tiempos de crisis".

González Laxe (A Coruña, 1952) asume el cargo con tres objetivos: mejorar la prestación de servicios de los puertos, garantizar su accesibilidad tanto marítima como interior, e impulsar su función primordial de ser los grandes motores del desarrollo de los entornos en los que están ubicados.

Experiencia no le falta al nuevo presidente de Puertos del Estado. Desde que abandonó hace una década toda actividad política, Laxe, catedrático de Economía y experto en asuntos marítimos y pesqueros, se volcó en la enseñanza universitaria en A Coruña y publicó en los últimos años numerosos estudios económicos sobre la actividad portuaria. Ayer mismo, dio su última clase. Y prepara su regreso a Madrid, donde fue director general de Ordenación Pesquera en el primer Gobierno de Felipe González, con la convicción de poder dar un nuevo impulso a las políticas portuarias. Desde Puertos del Estado, "hay margen", asegura, para "marcar unas líneas" que contribuyan a hacer más "eficaces y eficientes la prestación de servicios de los puertos, concebidos como empresas". "El 80% del comercio mundial se hace vía marítima", reseña.

Laxe accedió a la Presidencia de la Xunta en 1987, mediante una moción de censura contra Gerardo Fernández Albor, pero perdió dos años después las elecciones frente a Manuel Fraga. Tras permanecer hasta 1993 en su escaño del Parlamento, Laxe fue senador y miembro de la asamblea del Consejo de Europa.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 1 de mayo de 2009