Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
La investigación del 'caso Gürtel'

Correa afirma que hizo ricos a Bárcenas y a los alcaldes porque era el más barato

El cerebro de la trama corrupta admite que pudo haber cometido un delito fiscal pero niega ante el juez el pago de sobornos a dirigentes del Partido Popular

Francisco Correa, jefe y cerebro de la trama corrupta vinculada al PP, declaró ayer ante el magistrado del Tribunal Superior de Justicia de Madrid Antonio Pedreira durante cerca de tres horas. En un momento del interrogatorio, Correa respondió: "He hecho ricos a [Luis] Bárcenas [senador y tesorero nacional del PP] y a alcaldes del PP". La frase parecía sugerir que, como figura en la contabilidad de la red empresarial corrupta, Correa pagaba sobornos a estos dirigentes populares a cambio de que le facilitasen contratos en las Administraciones públicas gobernadas por el PP. Pero el abogado de Correa corrigió el malentendido con una pregunta que permitió al cerebro de la trama corrupta explicar al juez que sus empresas habían prestado servicios al PP por un menor coste, con las ofertas más baratas, lo que había propiciado un beneficio al partido, que se había ahorrado mucho dinero gracias a su gestión.

Parte del dinero llegó al tesorero del Partido Popular, según el sumario

Correa negó que hubiera cometido los delitos que se le imputan y tan sólo admitió que, como mucho, podría haber cometido delito fiscal y, por ello, estaba dispuesto a devolver el dinero. El líder de la red corrupta, que durante años contrató millones de euros con Administraciones gobernadas por el PP, cargó en su declaración contra el ex concejal popular de Majadahonda que destapó la trama al denunciarla ante la Fiscalía Anticorrupción. Correa aseguró que las frases de las grabaciones que el ex concejal popular aportó a la fiscalía estaban sacadas de contexto y que el denunciante le había traicionado después de que él le hubiera metido en su casa.

Correa, que llegó al Tribunal Superior de Justicia de Madrid desde la cárcel con aspecto muy desmejorado, es el primero de los principales imputados que declara tras inhibirse el juez Baltasar Garzón en la causa ante la existencia de aforados (tres diputados autonómicos madrileños, el presidente valenciano, Francisco Camps, el senador y tesorero nacional del PP, Luis Bárcenas, y el diputado autonómico valenciano Ricardo Costa).

La voz de Correa se escucha en distintos momentos de las grabaciones aportadas al sumario. En una de ellas, presume de haber pagado "1.000 millones [de pesetas] a Bárcenas" en relación con supuestas adjudicaciones de la etapa de Francisco Álvarez-Cascos al frente del Ministerio de Fomento. En otra sostiene que ha repartido comisiones millonarias al alcalde de Boadilla del Monte, Arturo González Panero, por un concurso de suelo para viviendas de lujo que ganó el constructor José Luis Ulibarri. Pese a que ofreció tres millones de euros menos por el suelo que la mejor oferta, se llevó el concurso porque prometió construir las viviendas tres meses antes que su principal competidor. Las viviendas, finalmente, no se construyeron en el plazo prometido.

El magistrado Antonio Pedreira implicó ayer en la trama corrupta a dos directivos de empresas que lograron contratos municipales y de obras del AVE. El juez imputó seis delitos (cohecho, tráfico de influencias, fraude fiscal, asociación ilícita, blanqueo de capital y falsedad) a los empresarios Alfonso García Pozuelo-Asins y Enrique Carrasco Ruiz de la Fuente. Ambos, según la investigación judicial, habían aportado dinero a la caja b de la red de Francisco Correa, el jefe de la trama. Parte de ese dinero, según el sumario del caso que ahora instruye el Tribunal Superior de Justicia de Madrid, llegó al actual tesorero del PP, Luis Bárcenas, al que la policía identifica con las siglas L. B. que aparecen en la contabilidad de la trama corrupta.

Carrasco, ingeniero de Caminos de 63 años, trabajaba en 2002, año en el que se cometieron los actos que se le imputan, en la filial de gestión de agua de FCC. En el auto de Garzón consta que el 8 de enero de ese año figura un apunte en la contabilidad b de la trama corrupta de 17.500.000 pesetas (105.000 euros) recibidos de un sobre de Enrique Carrasco con una anotación: "4,5 [millones de pesetas] sobre LB". LB es, según el juez Garzón y la policía que ha investigado el caso, Luis Bárcenas.

Por aquellas fechas, FCC resultó adjudicataria de los servicios de recogida de basura y limpieza viaria de varios ayuntamientos cuyos alcaldes están implicados en la trama: el 5 de diciembre de 2001 obtuvo el contrato de Majadahonda y el 4 de febrero de 2002, el de Boadilla del Monte. Los alcaldes de ambos municipios en aquellos momentos están implicados en la trama y han sido destituidos de sus cargos públicos por la dirección madrileña del PP.

García Pozuelo-Asins es presidente de Constructora Hispánica. Garzón apunta una entrega de casi un millón de euros a su nombre el 19 de febrero de 2002. Parte de ese dinero también llegó a Bárcenas, según el sumario. La empresa de García Pozuelo-Asins es adjudicataria desde hace años de gran cantidad de obras públicas, entre ellas, varios tramos del AVE que recibió entre 2000 y 2004.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 1 de mayo de 2009