El PP pide al Parlamento que frene los eólicos en el mar

La primera iniciativa parlamentaria del PP en la nueva legislatura conjuga las críticas al bipartito y una solicitud de apoyo a socialistas y nacionalistas con el objetivo de frenar la instalación de parques eólicos en la costa. El portavoz popular en la Cámara, Manuel Ruiz Rivas, presentó una iniciativa que pretende el "rechazo unánime de las tres fuerzas políticas" al real decreto del Gobierno central que regula la instalación de molinos de viento en el mar. Ese documento ampara la construcción de parques en el 70% del litoral gallego.

La propuesta del PP persigue una doble meta: a corto plazo evitar que se ubique una sola instalación de este tipo en Galicia y lograr que las comunidades autónomas tengan voz y voto en una tramitación que invade algunas de sus competencias. Ruiz Rivas pidió la colaboración de socialistas y nacionalistas para que sea preceptivo un informe favorable de los gobiernos autónomos.

En el caso gallego, que sea la Xunta la que avale la capacidad de evacuación de la energía producida, puesto que los megavatios se integran en la red a través de líneas terrestres, sobre las que tiene competencias el Gobierno gallego.

De paso, el diputado popular aprovechó para criticar el "desaguisado" del bipartito en esta cuestión, al que censuró por "no haber presentado ni una sola alegación al Gobierno central en la Comisión Nacional de Energía". La Xunta que presidía Emilio Pérez Touriño, sí presentó un recurso ante el Tribunal Constitucional por considerar que el Gobierno central invade sus competencias.

Rechazo de cofradías

Poco después de tomar posesión como presidente, Alberto Núñez Feijóo, defendió que la postura del Gobierno gallego en esta cuestión no ha cambiado, puesto que, de lo que se trata, afirmó, es de "defender la pesca y el marisqueo". El nuevo gabinete también se opone por tanto a la instalación de molinos de viento en el mar.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Esta nueva modalidad de parques han encontrado además un fuerte rechazo de las cofradías de pescadores, quienes temen las consecuencias de la instalación de molinos para la navegación y los caladeros. Mariscadores y pescadores han pedido al nuevo Ejecutivo que prime los intereses del sector marítimo por encima de los de las eléctricas.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS