Detenidos en Sevilla el ex director del aeropuerto de Bilbao y su mujer

López-Santacruz debe ingresar en prisión para cumplir una condena de 9 años

La Guardia Civil detuvo ayer al ex director del aeropuerto de Bilbao Segismundo López-Santacruz y su mujer en su casa de Sevilla. Sobre el directivo pesaba una orden de busca y captura desde hacía tres semanas, durante las que los agentes acudieron a su casa en la urbanización de lujo El Zaudín, ubicada en la localidad de Bormujos, donde reside con su familia desde hace tres años. Pero hasta ayer la Benemérita no estableció el dispositivo para detenerle. López-Santacruz debe cumplir una condena de nueve años y medio de cárcel al haber cobrado comisiones ilegales por casi un millón de euros.

Los agentes detuvieron a la pareja ayer al mediodía, cuando se dirigía a jugar al golf y tras su arresto ambos prestaron declaración antes de su ingreso en prisión. López-Santacruz está acusado de cinco delitos, mientras que su mujer, L. H. P., fue detenida por haber ignorado una personación en un juzgado. Han pasado más de cuatro meses desde que la Audiencia de Vizcaya dictara la primera orden de ingreso en prisión. En noviembre pasado, el Tribunal Supremo hizo firme la condena a nueve años y medio de prisión, dictada en 2007, por cobrar comisiones (cerca de 948.000 euros según el veredicto final) en las obras de ampliación a finales de los 90 del entonces aeropuerto de Sondika y por comprarse dos pisos en Getxo con el dinero que le abonaba AENA (Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea) para pagar el alquiler de su vivienda en concepto de su cargo de director del aeropuerto.

El directivo está acusado de cohecho, fraude, falsificación, y malversación

Por dos veces, en diciembre y en febrero, la Audiencia vizcaína ordenó el ingreso voluntario en prisión, a lo que se negó López-Santacruz presentando sendos recursos. En marzo ya mandó a la policía que detuviera al condenado y le impuso una multa de 400 euros por actuar "con temeridad" con la interposición de los recursos que buscaban evitar la prisión. Pero las Fuerzas de Seguridad comunicaron al tribunal que no le localizaban en su domicilio, en la localidad sevillana de Bormujos, ante lo que la Audiencia dictó hace tres semanas la orden de busca y captura.

"Estamos deseando que todo esto acabe. Siempre viene gente a la puerta a gritar porque les deben mucho dinero". Un vecino relataba así el particular acoso que ha sufrido López-Santacruz. Parapetados en su vivienda junto a sus tres hijos, el matrimonio sólo abandonaba la casa a altas horas de la noche o por la mañana al alba. Cada cierto tiempo acudían ciudadanos a los que López-Santacruz debe dinero para clamar en la puerta de la vivienda contra la familia, lo que provocaba la inquietud de los vecinos en una urbanización no acostumbrada a sobresaltos. "Durante dos meses estuvo una furgoneta de rumanos y no se iban porque enseñaban a los guardas de seguridad los papeles de la deuda, y ahí estuvieron. Son unos estafadores profesionales", protestaba dicho vecino.

A diario frente a la casa han estado aparcados los dos automóviles de la familia, de la gama alta de Mercedes. López-Santacruz adeuda unos 180.000 euros al propietario de la casa desde que se mudó hace tres años, asegura otro vecino. Poco tiempo después de su llegada al Zaudín, la pareja se hizo popular en la urbanización de lujo, pero con el transcurso de los meses, los vecinos averiguaron que iban dejando deudas y más deudas en todo lo que tocaban.

Cinco meses para ingresar en prisión

- En junio de 2007, un jurado popular declara culpable a Segismundo López-Santacruz por cinco delitos durante su gestión al frente del aeropuerto de Bilbao entre 1997 y 2001: falsificación y malversación de caudales públicos por simular el arrendamiento de la vivienda y falsificación, fraude y cohecho en la contratación de obras.

- Tras ser confirmada la sentencia por el Superior vasco, el Supremo ratifica el fallo en diciembre pasado.

- El 19 de diciembre la Audiencia de Vizcaya ordena por vez primera el ingreso voluntario en prisión.

- El 3 de febrero, otro auto del tribunal ordena la cárcel voluntaria por segunda vez.

- El 5 de marzo la Audiencia ordena su detención.

- El 1 de abril recuerda a la Guardia Civil la orden dada y le indica que el condenado puede estar en la localidad de Bormujos (Sevilla).

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 23 de abril de 2009.

Lo más visto en...

Top 50