Una doble mirada sobre la solvencia de la Generalitat

De la confianza de Cierval, a la incredulidad del PSPV

La morosidad de la Administración autonómica con las empresas en un hecho que nadie cuestiona. Otra cosa es la percepción, real o fingida, que tienen los acreedores y la oposición. La Confederación de Organizaciones Empresariales de la Comunidad Valenciana (Cierval) es de las que ve la botella medio llena: el Consell no es insolvente, simplemente tiene problemas de "demoras en el pago" de las facturas. Claro que los empresarios tienen que poner buena cara al presidente y a sus consejeros. No pueden permitirse el lujo de contrariar a quienes deciden, aunque sea tarde, el orden de los pagos.

La oposición, que tiene otros problemas, se indigna ante la morosidad del Ejecutivo autonómico y aclara que no consentirá que la "insolvencia del Consell" perjudique a los trabajadores autónomos quienes, al parecer del portavoz socialista en las Cortes Valencianas, Ángel Luna, son los más perjudicados por la crisis.

Ferrando reivindica la continuidad en la demarcación del Júcar del Vinalopó

Ayer, en Santa Pola, Rafael Ferrando, presidente de la Cierval, volvió a templar gaitas con el Consell. "Se están manteniendo reuniones bilaterales con la Generalitat para que agilice la demora en el pago" de las deudas que mantiene con las empresas valencianas. Modesto Crespo, presidente de Coepa, quien ejerció de anfitrión, abundó en la misma idea y reclamó obras importantes para la Comunidad. En este sentido, Ferrando alabó los planes del Consell. Sobre el nombramiento de la nueva ministra de Economía, Elena Salgado, Ferrando se limitó a recordar que "lo importante son las políticas y no las personas".

Al margen de la crisis económica, los dirigentes empresariales valencianos quisieron también suscribir las tesis del Consell, del PP, en materia hídrica y expresaron su rechazo a la caducidad del trasvase Tajo-Segura y mostraron su "desacuerdo" con la propuesta del ministerio de nueva demarcación de la cuenca del Júcar, al considerar que el río Vinalopó "no tiene vinculación histórica" con el Segura y sí con el Júcar.

Los socialistas, por su parte, mantuvieron una reunión con representantes de la Asociación Nacional de Empresarios y Profesionales Autónomos (Asnepa) en la que acusaron al Consell de ser el principal problema de este colectivo por culpa del retraso con que paga.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 15 de abril de 2009.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50