Vodafone denuncia a Telefónica por las trabas a su banda ancha

La CMT expedienta por infracción muy grave al ex monopolio

Vodafone está dispuesta a dar la batalla a Telefónica en el mercado de banda ancha fija. Y esa batalla ya no es sólo comercial, sino también jurídica. La compañía que dirige Francisco Román ha logrado que la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT) abra un expediente sancionador a Telefónica por el retraso en ofrecer el servicio mayorista de ADSL sin cuota de abono.

El expediente considera a Telefónica presunto responsable directo de una infracción administrativa muy grave, según una resolución de la CMT del pasado 2 de abril. Esa infracción puede conllevar una multa de hasta el 1% de los ingresos de la actividad afectada o hasta 20 millones.

Telefónica se ha enfrentado recurrentemente con Jazztel y Orange por la banda ancha, pero éste es el primer contencioso con Vodafone en este mercado. Vodafone es un nuevo actor en el mismo desde que compró Tele2 en diciembre de 2007. En noviembre pasado empezó a comercializar ADSL con marca propia. El grupo cerró 2008 con unos 400.000 clientes de ADSL y logró cerca del 20% de las altas netas en el último trimestre del año.

Se trata del primer contencioso por el ADSL entre las dos grandes compañías

El asunto en discordia es el llamado acceso indirecto desnudo, aprobado por la CMT en marzo de 2008 para aumentar la competencia en banda ancha, un mercado en el que Telefónica conserva una cuota superior al 57% de los clientes y al 60% de los ingresos.

Ese servicio permite romper la vinculación entre la contratación del acceso indirecto a la banda ancha (es decir, el que da un operador alternativo usando la red de Telefónica) y el requisito previo de que el abonado tenga contratado el servicio telefónico fijo con el ex monopolio. Para Vodafone es muy importante porque le permite ofrecer paquetes que combinen el ADSL fijo con servicios de voz por móvil. En general, con el ADSL desnudo, los alternativos pueden realizar ofertas minoristas que además del ADSL incluyan la cuota de abono del acceso al servicio telefónico de voz, pudiendo competir mejor con servicios de tipo dúo.

Es por eso una figura muy demandada por los operadores alternativos, entre ellos Orange, que también se personó en la denuncia de Vodafone. Cuando la CMT aprobó la figura, dio a Telefónica cuatro meses para implantarla con un servicio automatizado. En julio pasado, al incumplirse los plazos, Vodafone formuló la denuncia que da lugar ahora a la apertura del expediente, si bien el propio denunciante admite que Telefónica mantiene ahora una posición de más colaboración.

El ex monopolio alega problemas técnicos y de plazos para el incumplimiento y señala que ofreció una alternativa manual, rechazada tanto por los competidores como por la CMT. El supervisor da ahora un ultimátum de tres semanas a Telefónica para que facilite el servicio, con una multa coercitiva de 10.000 euros por cada día de retraso.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 13 de abril de 2009.

Lo más visto en...

Top 50