Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La libra barata llena Londres de españoles

Turismo de divisas podría llamarse. El año pasado le tocó a Estados Unidos. Con el desplome del dólar, muchos europeos saltaron el charco para aprovechar las rebajas en hoteles y tiendas. Ahora le toca a Reino Unido. Este país, con precios tradicionalmente mucho más altos que España, ha visto encoger esa brecha por la caída de su moneda y las ofertas surgidas al calor de la crisis. Precios más asequibles que apuntalan el turismo español a las islas Británicas en plena recesión.

En abril de 2008 cada euro se cambiaba por 0,78 libras. Hoy se consiguen 0,90 libras. Doce peniques de diferencia que, acumulados, se traducen en interesantes rebajas en hoteles y restaurantes. Lejos quedan los precios del año 2000, cuando un euro era cerca de media libra.

Una noche de hotel costaba de media a principios de año 111 libras, según un estudio elaborado por Hotels.com, del grupo Expedia. Hace dos años se habría traducido en hasta en 170 euros; estas vacaciones son 122. Y al recorte añadimos, además, una reducción en las tarifas hoteleras. "En Londres los precios de los hoteles han caído un 12%", apunta el estudio. Los viajes de negocios se han desplomado, las ofertas en Internet eliminan intermediarios... sumado a la debilidad de la libra, hace que quienes pagan en euros o en dólares puedan recortar sus facturas hasta un 24%, añade uno de sus responsables.

Agencias de viajes tradicionales, como Viajes Iberia, y on line, como Rumbo, han notado el tirón de la libra. Sobre todo en Londres. Entre enero y marzo de 2008, la venta de paquetes con vuelo y hotel a la capital británica ha crecido un 112% en Atrápalo.

José Miguel Calatayud tiene claro que las cosas han cambiado mucho en poco tiempo. Este alicantino ha visitado y vivido en Londres en varias ocasiones desde 2006. Actualmente estudia allí un máster. "Para alquilar una habitación he pagado siempre cerca de 400 libras al mes. La primera vez que vine, para trabajar, eran casi 600 euros. Ahora suponen menos de 450", repasa. Para sus estudios recibe una beca española, que ha visto crecer cada mes, porque el dinero se lo ingresan en la divisa europea. "El cambio me ayuda mucho", comenta.

Viajar con euros a Reino Unido ya no es un lastre tan pesado. Un típico menú de fish & chips vale cerca de 4 libras (4,40 euros) en un puesto callejero. "Hace menos de dos años eran casi 6 euros", recuerda José Miguel.

La cadena de agencias Viajes Iberia confirma la buena salud de los viajes a Londres. Es el destino que mejor se comporta dentro de Europa, explica Jorge Carulla, director de Marketing. La libra, la cercanía, los vuelos de bajo coste y las ofertas. Todo cuenta: "Un viaje de cuatro días, con vuelos y tres noches de hotel de primera categoría, cuesta ahora de media 150 euros menos que hace un año". "Para fechas como Semana Santa y fines de semana, es el destino europeo preferente", zanja.

La Organización Mundial de Turismo todavía no tiene datos sobre el efecto de la libra en el turismo británico. "Pero si miramos otros casos similares, el patrón es ése. Las divisas influyen", comenta John Kester, responsable de tendencias de mercado de la agencia de Naciones Unidas.

La otra cara de la libra devaluada es que para los británicos viajar a España este verano será mucho más caro. Las reservas británicas a Ibiza se han reducido el 17%. El diario The Daily Telegraph hablaba hace días de caídas "devastadoras" para España.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 12 de abril de 2009