El Consell licita sólo cuatro obras nuevas en carreteras en 15 meses

En Castellón no ha habido ninguna adjudicación desde enero de 2008

El Consell solo ha licitado entre enero de 2008 y marzo del año en curso cuatro obras nuevas en carreteras de la Comunidad Valenciana. Y del total de estas licitaciones, que se realizan a través del subprograma Nuevas Infraestructuras de Carreteras de la consejería que dirige Mario Flores, tres se han realizado en la provincia de Alicante y una cuarta en Valencia, según los datos elaborados por el diputado socialista en las Cortes José Antonio Godoy a partir de la información publicada en el Diaria Oficial de la Comunitat Valenciana (DOCV).

Este seguimiento, además, indica que en Castellón no se ha licitado ninguna obra nueva en carreteras durante los últimos 15 meses, mientras que en 2007 al menos se licitaron ocho en esta provincia. Las licitaciones en nuevas infraestructuras en carreteras en conjunto han sumado en los últimos 15 meses algo más de 6,7 millones de euros. De ese total, 3,7 millones de euros corresponden a las actuaciones proyectadas en la provincia de Alicante -glorieta de intersección de la carretera Dénia-Les Rotes, urbanización de viales de acceso al instituto de Dolores y mejora de la seguridad vial en la CV-8351 en Elda- y los casi tres millones de euros restantes se prevén para la finalización de las obras de la carretera entre las localidades de Ontinyent y Fontanars, en la provincia de Valencia.

Por cada 3.000 euros de gasto en obras se genera un puesto de trabajo

Godoy denuncia que el Consell "ha congelado" las licitaciones de nuevas obras en carreteras y alerta de que las consecuencias "para el futuro de la obra pública valenciana son graves" ya que la consejería inversora "por excelencia", que es Infraestructuras y Transportes, "ha cortado drásticamente el grifo". Un desplome, recuerda, que en líneas generales puso también de manifiesto la Cámara de Contratistas de la Comunidad Valenciana en el último estudio de evolución de la licitación en la autonomía. El documento arroja en 2008 una caída de la licitación, tanto de la consejería que dirige Flores como de sus sociedades, del 77,12%. La Consejería de Infraestructuras y Transportes, así como sus sociedades, de hecho, pasaron de licitar obras por casi 854,4 millones de euros en 2007 a hacerlos por 195,5 millones el año pasado, según el citado estudio de los contratistas.A los datos de obras nuevas, se suma también la evolución de los trabajos de mantenimiento en infraestructuras de carreteras. El diputado socialista explica que en 15 meses Infraestructuras ha licitado tres paquetes de obras, todos ellos en vías de la provincia de Valencia. Estas obras abarcan un periodo de cuatro años y suman un importe total de 61 millones.

Godoy critica una caída de las licitaciones que asegura "no tienen precedente alguno" en la Comunidad Valenciana, al tiempo que reclama "explicaciones convincentes" al Consell. El diputado socialista también reivindica a la Generalitat que incremente el ritmo de licitación actual y que realice un esfuerzo "como lo está haciendo el Gobierno" para contribuir en tiempos de crisis a la creación de nuevos puestos de trabajo. La capacidad de creación de empleo de la obra pública es una de las recetas más repetidas desde los distintos agentes económicos y sociales como receta para mitigar y superar los duros efectos de la crisis económica actual. Godoy, además, recuerda, que se estima que por cada 30.000 euros invertidos en obra pública se calcula que se crea un puesto de trabajo.

Un portavoz de la Consejería de Infraestructuras explica que el departamento ha dado prioridad al transporte público, que es donde está realizando un gran esfuerzo en las tres provincias. Pone como ejemplo el caso de Alicante, donde el Consell tiene en marcha inversiones en la red de tram por un valor de 200 millones de euros.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

La consejería, en cualquier caso, deja claro también que en un contexto de crisis cualquier gobierno y en concreto el autonómico debe hacer frente a los gastos "más necesarios" en materia social y más si, como en el caso valenciano, ingresa menos de lo que debería.

Infraestructuras, por otro lado, defiende que entre julio de 2007 y finales del año pasado licitó todo tipo de actuaciones por valor de 600 millones de euros, una cifra global en la que incluye la conservación y el mantenimiento de la red viaria, material móvil para el metro de Valencia o el Tram de Alicante, licitación de la redacción de proyectos básicos en tres carreteras o el proyecto de construcción de la prolongación de la Línea 5 de Metro Valencia. También explican que desde julio de 2007 se han puesto en servicio 85 kilómetros de carreteras, tanto en acondicionamientos como de nueva construcción.

Y entre las previsiones, el departamento que dirige Mario Flores prevé invertir en conservación de carreteras un total de 214,6 millones de euros entre 2008 y 2011, cifra que aseguran que supondrá un incremento de casi el 64% sobre el periodo que abarca entre 2004 y 2007. El mayor aumento en este apartado está previsto para Alicante.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS