Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
MÚSICA

Un pastelero de Málaga crea un buscador musical para el móvil

Fliis, que también funciona en Internet, está basado en YouTube y Google.- La aplicación, en seis idiomas, es un 'jukebox' de canciones y vídeos en línea.- Las listas se reproducen como si fuera un canal de TV

Fliis es un buscador de canciones y vídeos musicales para el móvil. También es un reproductor online. Javier Guillén, un pastelero de Málaga, lo ha desarrollado en su tiempo libre, como él mismo explica: "cuando doy rienda suelta a mi pasión, la informática".

Hace poco leyó que cada minuto se suben 24 horas de vídeo a YouTube. "Hay tal cantidad, que mucha gente no sabe buscar. Quise poner orden a esta inmensa base de datos y ofrecer sus contenidos multimedia de forma más rápida en el móvil". El resultado es Fliis, basado en YouTube y Google, aún en versión de prueba.

Guillén lo presentó el miércoles de la semana pasada. Fliis es la alternativa española al buscador turco Fizy, y también ofrece resultados en segundos. A diferencia de su competidor, Fliis asigna a los resultados direcciones cortas, que se pueden añadir a una lista de reproducción y también compartir en cualquier red social. "Los vídeos y canciones también se reproducen de la lista sin interrupciones como si fuera un canal de la tele", asegura.

MÁS INFORMACIÓN

Google (y otros) permiten que terceros utilicen sus API. Con estas instrucciones se obtienen datos o servicios de un servidor de Internet. Y Guillén ya tenía medio trabajo resuelto. Sólo debía "ordenar el contenido y ofrecer una aplicación aún más rápida para los móviles", que también funciona en Internet.

"Ver YouTube en un móvil es lento, incluso con conexión 3G. En el móvil debe primar la velocidad al diseño". Por ello la estética de Fliis copia el simple modelo del buscador más popular. Para mejorar la velocidad, ha creado "un algoritmo que lee las API de YouTube y Google y las vuelca en Fliis eliminando lo innecesario, como imágenes y comentarios". Es decir, el algoritmo sólo captura el título de la canción, el nombre del grupo y el enlace.

La posibilidad de compartir API es "una revolución para el programador de la que se beneficia el consumidor", dice Guillén, que cede las suyas a cualquiera y suministra el código de su cuadro de búsqueda para que se integre en blogs.

Fliis está en seis idiomas. "El primer día recibí visitas de un blog checo. Con la traducción a su lengua agredezco el interés". Su idea es ampliar idiomas "a la manera 2.0", es decir, que sea la comunidad la que traduzca la web, si quiere. "Es lo más bonito de Internet. Mis padres nunca entienden que haya gente dispuesta a colaborar sin obtener nada a cambio; sólo por el placer de ayudar".

Guillén no ha pensado en un modelo de negocio. "No tengo claro si se puede ganar dinero, aunque ojalá alguien ponga publicidad o me compre", ironiza.

Tampoco sufre por los derechos de autor: "En Fliis no hay descargas ni se puede guardar ninguna canción. Sólo da enlaces a YouTube".

FLIIS: www.fliis.com

FIZY: www.fizy.com

"No puedo vivir sin música"

Fizy salió al ciberespacio poco antes de Navidad en Turquía. Su creador, Robert Yaris, estaba harto de la dificultad para "localizar, escuchar canciones y ver vídeos musicales con las alternativas disponibles en Internet. Yo no puedo vivir sin música. Por eso decidí desarrollarlo", explica a sus 28 años.

Diseño simple, en aras de la facilidad de uso, y velocidad son las señas de identidad de Fizy, disponible en 30 idiomas. ¿Por qué se parece tanto a Google? "Cuando lo diseñamos nuestro principal objetivo era conseguir una interfaz para el usuario muy simple".

El sitio, buscador y reproductor online a la vez, está diseñado para Internet y el móvil e indexa el contenido de fuentes como "Esnips, DailyMotion, Wrzuta, Seeqpod, Mp3realm, Skreemr, Hulu, Joost, Yahoo Video, MSN Video... Cada día integramos más fuentes a nuestra base de datos", asegura.

Sorprende la ausencia de YouTube en la lista, como también sorprende que hayan desaparecido de Fizy contenidos que la semana pasada estaban. Yaris asegura que "no" han tenido problemas por los derechos de autor. "Somos un buscador que provee de contenidos de forma transparente desde fuentes globales. Siempre respetamos los términos de uso de los proveedores de contenidos. No sólo eso: consideramos que artistas y discográficas merecen conservar los derechos sobre su propiedad intelectual".

Escuchar canciones y ver vídeos en Fizy es gratuito y su modelo de negocio, de dónde obtendrán beneficios, todavía es "confidencial". Eso sí, Yaris considera que la posibilidad "de obtener dinero de los contenidos en Internet siempre existirá". Él ya se ha llevado su parte vendiendo al líder de la publicidad online de su país el 40% de la aplicación.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 9 de abril de 2009

Más información